La carestía obliga a retirar la carne del rancho de los militares libaneses

Beirut, 30 jun (EFE).- Los militares libaneses se han quedado desde hoy sin carne en las raciones del rancho cuartelero debido a la subida de precios de los productos importados en un país que vive su peor crisis en décadas por la caída libre de la moneda local, la libra libanesa, frente al dólar.

La Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN) informó hoy de que 'debido a las dificultades que padece el Líbano', el Ejército 'canceló la carne del rancho de los militares que están de servicio', sin dar más detalles.

El Ejército libanés no se ha pronunciado oficialmente, pero una fuente militar libanesa, que no quiso ser identificada, confirmó a Efe que la carne ya no se incluye en el rancho de los cuarteles ya que 'la situación del país no nos permite comprar la carne' al haberse 'duplicado los precios', explicó.

'Como otros libaneses, no estamos llevando carne' al hogar, indicó la fuente.

De acuerdo con la 'cesta semanal' publicada el pasada 22 de junio por el Ministerio de Economía libanés, el precio de la carne en general ha subido en un año un 104 %, mientras que un kilo de carne de ternera importada ha aumentado un 177 % su coste.

El Líbano pasa por su peor crisis desde el final de la guerra civil (1975-1990) que devastó el país y el pasado marzo se declaró en suspensión de pagos de su deuda externa al no poder cumplir con un vencimiento de 1.200 millones de dólares en eurobonos.

Entretanto, la libra libanesa siguió hoy su caída ante el dólar en el mercado paralelo ilegal donde cotiza este martes a 8.200 frente al dólar, lo que supone una pérdida de valor de más del 81 % dado que el cambio oficial se mantiene a 1.515 libras desde 1997.

Por su parte, el sindicato de carniceros y ganaderos del país anunció hoy en un comunicado que hasta ahora se han cerrado más del 60 % de carnicerías por 'el aumento sin precedentes' del dólar, ya que la carne es, en su gran mayoría, importada.

Aunque el Líbano cuenta con su moneda propia, la mayor parte de los productos de consumo son importados y pagados en la divisa estadounidense.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en un informe publicado en abril, vaticina que la inflación subirá en el Líbano un 17 % respecto al 2,9 % del año pasado, sin poder dar una proyección para 2021.

El Líbano, con una población de 6 millones de habitantes, es uno de los países más endeudados del mundo y arrastra una deuda pública de 90.000 millones de dólares, el 170 % de su PIB. EFE

20200630 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas