La Junta birmana pide a la población delatar al opositor Gobierno de Unidad

Bangkok, 11 jun (EFE).- La junta militar de Birmania ha pedido a la población que delate las actividades del opositor Gobierno de Unidad Nacional (NUG), conformado por políticos y activistas contrarios al régimen, y la milicia creada por los disidentes.

El Ejército, que califica de 'terrorista' al NUG, les acusa de 'manipular' e 'instigar' a grupos extremistas para 'asesinar a inocentes' y 'deteriorar la paz y estabilidad' del país, publica este viernes el diario oficialista The Global New Light of Myanmar.

Según las autoridades militares, el NUG y su milicia Fuerza para la Defensa Civil, utiliza las redes sociales para incitar 'actos terroristas' como incendios, explosiones y asesinatos violentos contra aquellos que difieren de sus ideales políticos.

El autoploclamado como Gobierno legítimo se formó en abril con distintos grupos opositores a la junta y busca restaurar el sistema democrático en Birmania con el apoyo y el reconocimiento de la comunidad internacional.

El Ejército birmano ejecutó el pasado 1 de febrero un golpe de Estado que derrocó al Gobierno democrático de Aung San Suu Kyi, que se encuentra detenida desde entonces, mientras que muchos de los miembros de su partido Liga Nacional para la Democracia (LND) han sido arrestados o viven en la clandestinidad.

El Gobierno de Unidad Nacional, que anunció en mayo la formación de una milicia para defender a sus seguidores de la represión de los uniformados ha hecho además un llamamiento a las guerrillas étnicas para la formación de un Ejército federal que se enfrente a los militares golpistas encabezados por el general Min Aung Hlaing.

Más de cuatro meses después del golpe de Estado perpetrado de febrero, la junta militar no ha podido controlar todo el país a pesar de la brutal represión ejercida contra la masiva oposición popular.

Además de las protestas, la junta militar también ha visto como se han abierto o recrudecido frentes de combate a lo largo del país contra guerrillas étnicas y la nueva milicia del NUG.

La noche del jueves, un exparlamentario del Partido de la Unión, la Solidaridad y el Desarrollo (USDP), vinculado a los militares, fue asesinado en Rangún por disparos de dos desconocidos, indicaron testigos al portal Myanmar Now.

Por otro lado, el medio The Irrawaddy informa que diez soldados murieron y otros diez resultaron heridos la tarde del miércoles durante una emboscada de las Fuerzas para la Defensa Civil contra varios vehículos militares cerca de la ciudad de Kani, en el nororiental estado Sagaing.

El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales.

Al menos 860 civiles han muerto a causa de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad, que ha disparado a matar contra las manifestaciones pacíficas, según datos de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos, que contabiliza casi 6.000 arrestados desde el sublevamiento. EFE

20210611 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas