La ONU prorroga su misión en Libia y espera tener un nuevo mediador pronto

Naciones Unidas, 15 sep (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU acordó este martes prorrogar un año más el mandato de la misión política de la organización en Libia y subrayó la urgencia de nombrar a un nuevo mediador rápidamente tras meses de bloqueo.

En una resolución aprobada con 13 votos a favor y 2 abstenciones, el Consejo de Seguridad aprobó que la misión especial de la ONU para Libia (UNSMIL) continúe operando al menos hasta septiembre de 2021 con el fin de contribuir a una solución al conflicto en el país.

Sin embargo, los quince países han decidido modificar la estructura al frente de la UNSMIL, que ahora tendrá a un representante especial que se centrará en los esfuerzos de mediación y un coordinador que se encargará de liderar el día a día de la misión.

Esa división de tareas había sido exigida por Estados Unidos, que en los últimos meses ha bloqueado el nombramiento de un nuevo enviado especial, según fuentes diplomáticas.

En el texto aprobado, el Consejo de Seguridad pide al secretario general de la ONU, António Guterres, que nombre a un nuevo enviado especial “sin retrasos”.

Según medios libios, el elegido sería el actual enviado de Naciones Unidas para Oriente Medio, el búlgaro Nickolay Mladenov. Preguntado este martes al respecto, el portavoz de la organización Stéphane Dujarric no quiso confirmar ni desmentir esas informaciones y subrayó que sólo habrá un anuncio cuando el proceso de nombramiento se complete.

La UNSMIL ha estado dirigida de forma interina por la estadounidense Stephanie Williams desde que el pasado marzo su anterior responsable, Ghassan Salamé, presentó su dimisión por motivos de salud.

Salamé trató durante más de dos años de mediar entre las partes del conflicto libio, una guerra civil que estalló en 2015 y se recrudeció en abril del pasado año, con una creciente participación de potencias extranjeras en apoyo de los distintos bandos.

El conflicto enfrenta al Gobierno del Acuerdo Nacional, reconocido por la ONU y respaldado sobre todo por Turquía, y a las milicias encabezadas por el mariscal Jalifa Hafter, que controla buena parte del territorio nacional y tiene el apoyo de, entre otros, Rusia, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

El pasado 21 de agosto las partes anunciaron un alto el fuego tras quince meses de intensos combates y se comprometieron a trabajar con la comunidad internacional para hallar una salida negociada que incluya la convocatoria de elecciones. EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas