La ONU retira soldados gaboneses de la RCA por acusaciones de abusos sexuales

Libreville, 15 sep (EFE).- La ONU retirará las tropas gabonesas de su misión en la República Centroafricana (RCA) -la MINUSCA- por acusaciones de abuso sexual, informó hoy el ministerio de Defensa de Gabón.

'Como consecuencia de los numerosos casos de denuncias de explotación y abusos sexuales que se están procesando, las Naciones Unidas han decidido hoy retirar el contingente gabonés de la MINUSCA', se indica en un comunicado del ministerio.

Gabón tenía desplegados cerca de 450 'cascos azules' en la RCA, donde opera la MINUSCA desde 2014.

Según informa el Ministerio de Defensa gabonés, también se ha abierto una investigación interna sobre los hechos denunciados y, si se prueban, 'sus autores serán llevados ante los tribunales militares y juzgados con el máximo rigor'.

Tras una oleada de denuncias, en 2015, el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, forzó la dimisión del que era jefe de la misión en la RCA, Babacar Gaye, y prometió una política de 'tolerancia cero', investigaciones y ayuda a las víctimas.

Sin embargo, durante los siguientes años la ONU se enfrentó a una larga lista de acusaciones por violaciones y otras formas de violencia sexual cometidas por parte de los 'casos azules' en la República Centroafricana.

La República Democrática del Congo (RDC), por ejemplo, retiró sus efectivos del país en 2017, después de que una investigación de la ONU estableciera que las repetidas denuncias por abusos sexuales contra su contingente tenían un carácter sistémico y tras múltiples casos denunciados durante años anteriores.

Tropas de otros países -como Francia, Mauritania o Burundi- han sido investigadas por abusos sexuales durante los últimos años, a veces bajo la bandera de las Naciones Unidas y en ocasiones como parte de misiones internacionales desplegadas en el país.

Las primeras tropas internacionales llegaron a la RCA en 2013, después del golpe de Estado que derrocó al expresidente François Bozizé y desató una guerra civil.

Según un informe de la ONU del pasado marzo, las misiones de la RCA y la RDC (llamada MONUSCO) representaron un 70 % de todas las acusaciones por abusos sexuales contra fuerzas de paz de la organización en 2020, si bien muchas se corresponden a años anteriores.

La RCA sufre una violencia sistémica desde finales de 2012, cuando una coalición de grupos rebeldes procedente del noreste de mayoría musulmana -los Séléka- tomó Bangui y derrocó a Bozizé tras diez años de Gobierno (2003-2013), dando inicio a cruenta guerra civil.

Como resistencia contra los ataques de los Séléka se formaron entonces milicias cristianas llamadas anti-Balaka que, como el primer grupo, terminaron fragmentadas en una miríada de facciones armadas.

A día de hoy y pese a la firma del histórico acuerdo de paz de 2019, todavía dos tercios del país -rico en diamantes, uranio y oro- están controlados por milicias y la violencia ha provocado ya la muerte de miles de personas y el desplazamiento de más de un millón.

Desde los comicios presidenciales del pasado 27 de diciembre -que ganó Faustin Archange Touadéra-, los seis grupos armados integrados en una coalición se han dedicado a atacar diferentes zonas del país.

El 13 de enero, estas milicias que, según Touadéra y la ONU, cuentan con el apoyo político de Bozizé -algo que éste niega-, trataron una vez más de tomar Bangui en un ataque repelido por el Ejército, tropas rusas y ruandesas y la misión de Naciones Unidas.

Desde entonces, la crisis en el país no ha hecho más que agravarse. EFE

ylg-lbg/pa/fpa

20210915 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas