La samba, silenciada por la pandemia, abre sus puertas a la vacunación

Río de Janeiro, 8 abr (EFE).- El Cacique de Ramos, una de las comparsas callejeras más tradicionales del carnaval de Río de Janeiro, abrió a partir de este jueves las puertas de su sede para ofrecer el servicio de vacunación contra la covid, tras un año silenciada por la pandemia del coronavirus.

La sede de la famosa comparsa se suma a otros puestos extra de vacunación, como el creado la semana pasada en el moderno Museo del Mañana, con los que la Alcaldía busca facilitar el acceso de los grupos prioritarios que requieren ser inmunizados en Río, donde se han implementado más de 250 puntos para esta labor.

Este jueves la cita fue para hombres de 65 años y profesionales de salud de 56 años de edad.

A diferencia de años anteriores a la pandemia, cuando por esta época la sede era punto de congregación para crear las sambas que se estrenarían en el próximo carnaval, la 'quadra do Cacique de Ramos' dejó las percusiones atrás para abrir espacio a las jeringas y vacunas destinadas para la inmunización.

A tan solo horas de abrir sus puertas, gente de otros barrios empezó a llegar hasta el nuevo punto de vacunación.

'El mayor placer es darse cuenta de que estamos entendiendo y aceptando, cada vez más, la necesidad de la vacunación', aseguró José Francisco Prates, un técnico de enfermería que tuvo que acudir hasta la sede de la tradicional comparsa, porque un tiroteo en la Maré -el deprimido y violento complejo de favelas donde vive- obligó al cierre de todos los puestos de inmunización.

La comparsa Cacique de Ramos cumplió 60 años de fundada en enero de este año y desde su creación en 1961 desfiló ininterrumpidamente hasta el año pasado cuando la samba fue silenciada por la pandemia. EFE

20210408 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas