La Unesco premia dos proyectos educativos de Brasil y Mozambique

París, 15 oct (EFE).- La Unesco concedió este viernes su premio de Educación de las Niñas y las Mujeres 2021 a un proyecto de Brasil destinado a cerrar la brecha de género en el sector tecnológico y a otro de Mozambique centrado en el empoderamiento de adolescentes y chicas jóvenes a través de círculos de hermandad.

El brasileño REPROGRAMA fue reconocido por su iniciativa 'Reprogramación del sector tecnológico de Brasil', que ofrece a miles de mujeres y niñas subrepresentadas y de bajos ingresos, incluyendo a afrodescendientes y transgénero, formación en codificación, programación y otras capacidades digitales.

Según el comunicado de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el programa las capacita también para hablar y ser escuchadas en un sector tradicionalmente dominado por los hombres.

Mas de 10.000 mujeres y niñas se han visto beneficiadas ya a través de sus campamentos de programación y eventos técnicos de 18 semanas de duración, que tienen lugar tanto de forma presencial como en línea.

Por su parte, la Academia Girl MOVE de Mozambique fue reconocida por su proyecto 'Desbloqueando la educación y las oportunidades de las niñas a través de nuevos modelos de referencia', que empodera a adolescentes y a mujeres jóvenes.

Su objetivo es que tengan un acceso justo a la educación a través de la tutoría, la narración de historias, los círculos de hermandad y un modelo 'único' de apoyo intergeneracional, y para afrontar normas y estereotipos de género perjudiciales hace hincapié en el liderazgo y las redes sociales.

Esa academia, que ha capacitado con su proyecto a más de 5.000 niñas y mujeres jóvenes, fue distinguida tanto por su modelo innovador como por su rápida adaptación a la pandemia de la COVID-19 mediante tecnologías de bajo coste.

El premio recibió más de 70 candidaturas y las dos galardonadas con 50.000 dólares cada una (unos 43.000 euros) fueron seleccionadas por la directora general de la Unesco, la francesa Audrey Azoulay, por recomendación de un jurado internacional.

La organización internacional, con sede en París, recordó que este premio fue creado en 2015 por el Consejo Ejecutivo de la Unesco y está financiado por el Gobierno chino. EFE

mgr/rcf/psh

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas