La Unión Europea se conjura para frenar la propagación del coronavirus

Javier Albisu

Bruselas, 13 feb (EFE).- Los países y las instituciones de la Unión Europea (UE) analizaron este jueves cómo hacer frente conjuntamente a la crisis sanitaria del coronavirus en una reunión en la que se subrayó la importancia de garantizar la seguridad de suministro de principios activos para medicamentos y equipos de protección que provienen de China.

'Todos los Estados miembros han confirmado que tienen planes de acción, que tienen un buen nivel de preparación y que seguirán colaborando estrechamente', declaró la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, quien compareció en una rueda de prensa junto al eurocomisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Sin alarmismo, y reforzando el mensaje de que la coordinación en la UE está funcionando y de que el nuevo cororavirus no se está propagando masivamente en Europa, la responsable de Sanidad de la CE reconoció que 'se han identificado algunos problemas', como una eventual falta de suministros, por lo que 'se organizará una acción conjunta para aprovisionarse de equipos de protección'.

Se trata de una medida preventiva, pues la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) 'ha examinado la situación y hasta el momento no se ha comunicado falta alguna'.

Los Estados miembros de la UE manifestaron también la necesidad de armonizar las reglas de control en los aeropuertos ante vuelos que provengan de China, en parte para evitar que se produzca una escalada de competencia entre los países que limitan los vuelos a China y los que no.

En Europa, 11 países han comunicado hasta ahora una cincuentena de afectados, en especial en Alemania, Francia y el Reino Unido. En España hay dos afectados, un británico residente en Mallorca y un turista alemán en la isla canaria de La Gomera.

Bruselas ha descartado por ahora cerrar el espacio Schengen aunque 'si la situación se agrava (...), cerrar las fronteras es una medida que se podrá debatir', concluyeron en la reunión ministerial, en la que la Comisión Europea insistió en que las acciones que tomen los Estados miembros sean 'proporcionadas y con base científica'.

Una de las dudas que planearon en el encuentro fue la confianza de la UE hacia la información facilitada por China.

'Esa es la madre del cordero. Creo que sí, que nos fiamos de China. Hay organizaciones internacionales presentes allí y pueden confirmar los datos', dijo preguntado por esa cuestión el ministro croata de Sanidad, Vili Beros, cuyo país desempeña actualmente la presidencia del Consejo de la UE.

Las medidas preventivas contra el coronavirus Covid-19, que tras un cambio de las autoridades chinas en los criterios para contabilizar los infectados eleva ya a 59.805 los contagios y 1.367 los decesos, deben prestar atención a las medidas preventivas en aeropuertos y, en particular, en los hospitales, ofreciendo formación al personal sanitario, indicaron.

'Los puntos de entrada no son las fronteras, sino las salas de emergencia de los hospitales. Ahí sí que son necesarias medidas especiales. Hay que proteger a los profesionales sanitarios', dijo el director ejecutivo de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan.

'Tenemos que ayudar a los países con capacidades sanitarias más débiles', agregó Ryan, sobre un punto en el que coincidieron sus colegas europeos, dispuestos a facilitar ayuda a los países en desarrollo para contener la epidemia.

Por su parte, la directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), Andrea Ammon, señaló que 'la estrategia actual de Europa es de contención', priorizando 'la detección precoz de los casos, el rastreo de los contactos, el aislamiento de los nuevos casos y una comunicación rápida'.

Todos los países de la UE pueden diagnosticar la enfermedad, con una capacidad total de 8.000 casos por semana, añadió Ammon.

Los ministros de Sanidad de los Veintisiete compartieron con sus colegas la situación en sus respectivos países y las medidas que han ido adoptando y los pasos que creen deben tomarse a nivel comunitario, como buscar una definición común del diagnóstico de los casos para hacer frente a una crisis sanitaria que puede prolongarse 'varios meses'.

También se subrayó la importancia de acordar 'medidas para combatir todo tipo de estigmatización o racismo' hacia la comunidad china o vigilar 'la desinformación, que causa estragos en las redes sociales', así como movilizar fondos para investigar una vacuna contra el virus a fin de garantizar que, en caso de que el COVID-19 sea estacional, haya una vacuna disponible 'para la próxima temporada'. EFE

jaf/rja/jrr

(foto)(vídeo)

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

20200213 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas