Lacalle Pou, el candidato que busca una coalición para gobernar Uruguay

Santiago Carbone

Montevideo, 27 oct (EFE).- El candidato del opositor Partido Nacional (PN-centroderecha), Luis Lacalle Pou, se colocó segundo este domingo en las elecciones nacionales uruguayas con un 30,2 % de los votos y avanzó a la segunda vuelta, en la que se disputará la Presidencia con el oficialista Daniel Martínez.

Pese a los casi 10 puntos de diferencia entre ambos, las opciones de Lacalle Pou de acceder al Gobierno aún se mantienen intactas, pero para eso deberá buscar una coalición con otras fuerzas políticas.

En ese sentido, los también opositores Partido Colorado (PC-centroderecha) y Cabildo Abierto (CA-derecha) lograron un 13,04 % y un 11,33 % de adhesiones, respectivamente, por lo que la inclinación de sus votantes con vistas al balotaje podría ser decisiva.

El domingo 24 de noviembre, Lacalle Pou irá a por su revancha en los comicios para alcanzar el sillón presidencial, al que no pudo acceder en las elecciones de 2014, cuando perdió frente al actual mandatario, Tabaré Vázquez (2015-2020).

En caso de obtener la victoria, el senador de 46 años, bisnieto de Luis Alberto de Herrera, una de las principales figuras políticas del siglo XX en Uruguay, seguirá los pasos de su padre, Luis Alberto Lacalle Herrera, quien gobernó el país entre 1990 y 1995.

Aunque tiene en la espalda un apellido de peso para el país, el abogado de profesión optó como estrategia para estas elecciones por abandonar sus raíces y que su eslogan de campaña fuera únicamente 'Luis'.

Respecto de su carrera política, la vida del senador estuvo alejada de ese lugar hasta 2000, cuando se convirtió en diputado.

Según dijo en una entrevista con Efe, la política para él fue 'poder cambiar un chip de rebeldía negativa a rebeldía positiva, representó la posibilidad de ser una mejor persona'.

En 2013, cuando todavía no era demasiado conocido, Lacalle Pou decidió ir tras los pasos de su padre y se lanzó a la precandidatura por el partido 'blanco'.

Lo que parecía imposible, ya que Jorge Larrañaga -que fue candidato por el PN en 2004 y precandidato en 2009 cuando cayó ante Lacalle Herrera- era amplio favorito, se convirtió en realidad y Lacalle Pou se transformó en el presidenciable de su partido.

En aquellas elecciones no pudo hacer nada frente a la figura de Vázquez, quien llegó sin mayores dificultades a su segundo periodo de Gobierno (2015-2020).

Pese a la fuerte campaña publicitaria, a que se presentaba como un candidato joven (41 años en aquel momento) y a que el oficialismo ya llevaba 10 años en el Gobierno, el pueblo uruguayo optó por el actual mandatario.

Criado en el prestigioso colegio British School, Lacalle Pou está casado con Lorena Ponce de León y tiene tres hijos.

El niño rebelde e hijo de presidente confirmó su popularidad en las elecciones internas, en las que venció con comodidad a Larrañaga y al magnate Juan Sartori, que apareció en la política uruguaya a comienzos de año y al que se comparó con Donald Trump por su discurso populista y su condición de empresario millonario.

En la última semana debió enfrentarse a un problema en sus filas: la filtración de unas grabaciones, en las que el intendente (gobernador) de Colonia, Carlos Moreira, del PN, pide sexo a una mujer a cambio de aprobarle una pasantía en el Gobierno local.

Lacalle Pou actuó rápidamente, pidiendo la renuncia del político a la fuerza política, lo que hizo, si bien se mantuvo en su cargo público.

Ahora, el desafío para él será llevar junto a Beatriz Argimón, su compañera de fórmula, al PN a un nuevo periodo de Gobierno.

La última vez en que los nacionalistas gobernaron Uruguay fue precisamente con su padre, por lo que tendrá la responsabilidad de volver a los 'blancos' al poder y de continuar el legado histórico de los Herrera y los Lacalle. EFE

scr-fa/cmm/lnm

20191028 https://www.diariolibre.com

+ Leídas