Las universidades alemanas adaptarán el curso a la evolución de la pandemia

Berlín, 20 may (EFE).- Los centros de estudios superiores en Alemania, cuyo semestre de verano ha empezado con el reto de hacerse mayoritariamente a distancia, cuentan ya con que tendrán que adaptar los plazos del próximo curso a la evolución de la pandemia.

El semestre de invierno 2020/2021 no empezará el 2 de noviembre -su inicio se ha aplazado casi un mes- y el portavoz de la Conferencia de Ministros de Educación de los Estados Federados, Thorsten Heil, informó a Efe de que, de momento, no se puede decir nada acerca de que cómo será ese curso.

'La próxima semana sacaremos un comunicado fijando las fechas en que debe realizarse el proceso de admisión, que atrasaremos un poco, pues algunos estudiantes tuvieron que retrasar también sus exámenes de bachillerato', dijo Heil.

'Por lo demás tengo que admitir que sobre el próximo semestre todavía no podemos decir nada', añadió.

El portavoz del Servicio de Intercambio Académico Alemán (DAAD), Michael Flacke, también considera que es demasiado pronto para decir algo concreto sobre lo que podría ocurrir el próximo semestre.

'No sabemos cuándo podrá haber otra vez clases presenciales y las universidades tampoco lo saben', indicó Flacke.

'Con la manera dinámica en que se está desarrollando la pandemia no es posible decir nada concreto, pero estamos en proceso de discusión', agregó.

Un portavoz de la Conferencia de Rectores de Universidades Alemanas (HRK), Christoph Hilgert, opinó también que de momento es difícil predecir lo que ocurrirá para el semestre de invierno.

'Naturalmente la meta es volver a las clases presenciales cuando sea posible, pero mucho depende de cómo se desarrolle la pandemia y las universidades están preparadas para seguir trabajando de forma digital', señaló Hilgert a Efe.

Recordó que 'actualmente se habla de la posibilidad de una segunda ola de la pandemia y esa ola llegaría justo en otoño'.

El semestre de verano, que terminará el 17 de julio, ha sido casi completamente digital, pero cada universidad puede considerar si está en condiciones de regresar a las clases presenciales, de forma reducida y con limitaciones.

Así, por ejemplo, la Universidad de Münster (oeste de Alemania) examinará después de Pentecostés si se dan las condiciones para que parte de la actividad sea presencial, bajo determinadas medidas de seguridad.

De momento, solo algunas actividades indispensables en laboratorios se realizan de manera presencial, con un reducido número de asistentes.

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Alemanas, Peter-André Alt, ha advertido de que la mayoría de la instituciones de educación superior no dispone del espacio suficiente para reanudar las clases presenciales garantizando la posibilidad de respetar la distancia de 1,5 metros entre estudiantes.

Según Alt, muchos estudiantes han tomado medidas para adaptarse a las clases por teleconferencia y volver presencialmente a las aulas de manera abrupta sería una señal equivocada hacia ellos.

Está claro que en algunas carreras las clases digitales funcionan mejor que otras.

'En general las clases digitales funcionan bien, aunque uno tiene que invertir más trabajo', dijo a Efe una estudiante de Derecho de la Universidad Libre de Berlín.

Sobre los exámenes de este semestre, no está aún claro cómo se van a realizar.

Alt se ha mostrado satisfecho por la forma en que se han desarrollado las clases digitales, pero ha reconocido que hay carreras, como las de arte y música, que necesitan más que otras las clases presenciales.

Por ello, la HRK ha pedido que en futuras decisiones los gobiernos de los estados federados tomen en cuenta la situación especial de las facultades de arte y música que además, según Alt, probablemente se enfrentarán el semestre de invierno al problema del descenso del número de estudiantes extranjeros. EFE

20200522 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas