Líder kosovar Kurti pide presión internacional sobre Serbia

Tirana, 14 sep (EFE). - El primer ministro kosovar, Albin Kurti, pidió este martes a la comunidad internacional que presione a Serbia para que modifique su Constitución y reconozca la independencia de Kosovo, declarada de forma unilateral en 2008.

'Habrá paz y seguridad duraderas en los Balcanes cuando Serbia cambie su Constitución y abandone Kosovo', declaró Kurti a los periodistas, después de reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, que hoy visitó Albania, donde se reunió con varios líderes de los Balcanes Occidentales.

'Serbia, encabezada por el exministro de Información de Milosevic (Aleksandar Vusic, presidente de Serbia) debe cambiar. ¿Por qué debe cambiar Kosovo, gobernado por mi, un expreso político?', preguntó Kurti para añadir que 'la presión internacional debería estar sobre Serbia y no sobre Kosovo'.

El enviado especial de la Unión Europea (UE) para el diálogo entre Belgrado y Pristina, Miroslav Lajcak, visitará mañana la capital kosovar donde se encontrará con Kurti y otros representantes políticos.

En la última reunión celebrada en Bruselas entre Vucic y Kurti se lograron 'muy pocos avances' sobre la normalización de las relaciones entre ambos países que tienen posiciones muy enfrentadas.

Kurti sostiene que no está dispuesto a hacer compromisos y concesiones a Serbia porque han resultado 'erróneos'.

'Mis predecesores hicieron compromisos y dónde está el reconocimiento de Serbia? ¿Cuál es el significado de todas esas concesiones y compromisos cuando en junio de este año el presidente de Serbia dijo que nunca reconocerá Kosovo?, señaló Kurti.

El jefe del Gobierno de Pristina dijo que el Ministerio kosovar de Justicia está trabajando 'día y noche' para preparar la acusación ante el Tribunal Internacional de Justicia contra Serbia por genocidio durante el conflicto de 1999, algo que los juristas dudan pueda llevarse a cabo, ya que Kosovo no es miembro de las Naciones Unidas.

Kurti reafirmó hoy en Tirana que el conflicto en Kosovo entre las fuerzas de seguridad serbias y el Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) dejó 12.000 civiles muertos, 860.000 desplazados fuera y más de 1 millón dentro de Kosovo, además de 20.000 mujeres y chicas violadas, y 120.000 casas destruidas o dañadas.

El líder kosovar dijo finalmente que Kosovo no se sumará al proyecto 'Open Balkans' para construir un mercado único regional, en el que participa de momento Serbia, además de Albania y Macedonia del Norte.

md/ih/jrr

20210914 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas