Líderes europeos y africanos piden un 'New Deal' en África

París, 2 jun (EFE).- Francia, Ruanda, Sudáfrica y Senegal hicieron este miércoles un llamamiento a la comunidad internacional para hacer una gran inversión económica en África que limite el impacto económico y social de la pandemia.

'En un año la pandemia ha interrumpido la dinámica de crecimiento instalada desde hace 25 años y ha provocado un recrudecimiento sin precedentes de la desigualdad y la pobreza', alertaron varios mandatarios en una columna en el vespertino 'Le Monde' en la que piden sumarse al conjunto de miembros de la comunidad internacional.

La tribuna ha sido promovida por los presidentes francés, Emmanuel Macron; ruandés, Paul Kagame; sudafricano, Cyril Ramaphosa, y senegalés, Macky Sall.

Además, la cofirman los europeos Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno español, la presidenta del Consejo Europeo, Ursula Von der Leyen; el del Consejo de Europa, Charles Michel, y el primer ministro portugués, António Costa, así como líderes de Arabia Saudí, Abu Dabi, República Democrática del Congo, Egipto o Mozambique.

La misiva alerta del impacto que el frenazo al crecimiento económico de África podría tener en el del resto del mundo, y recuerda que, aunque el continente tiene las cualidades para sobrepasar el choque de la pandemia, no dispone de los instrumentos para ponerlas en marcha.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que los países africanos necesitarán unos 285.000 millones de dólares (unos 234.000 millones de euros) de financiación adicional de aquí a 2025, pero de momento no hay ni plan de recuperación, ni mecanismo de creación monetaria para movilizar tales recursos, lamentan.

'África no lucha en igualdad de condiciones contra la pandemia y existe un riesgo de crisis económica y social' que le impediría ofrecer oportunidades a su juventud, señalan.

Este 'New Deal' debe tener varios ejes. Por un lado, garantizar el acceso a las vacunas más allá de mecanismos de solidaridad como los programas Covax y Avatt, que prevén la entrega de cientos de millones de dosis de vacunas en los próximos meses, y que consideran insuficiente.

Solicitan al FMI evaluar los Derechos Especiales de Giro para financiar un plan que permita reforzar la financiación de la iniciativa ACT-A para permitir al continente africano alcanzar el nivel de cobertura de vacunas definido por el Centro Africano de Control y Prevención de enfermedades, 'entre el 60 % y 70 % de la población'

Además, piden que se transfiera a los productores de vacunas en países en desarrollo las licencias y el conocimiento para fabricarlas, de manera que sean capaces de producir vacunas con la tecnología de ARN mensajero.

En segundo lugar, sugieren una nueva inversión masiva en educación, sanidad y lucha contra el cambio climático para que los países no tengan una nueva deuda por encima de sus posibilidades, que les obligue a limitar gastos en infraestructuras y seguridad.

Francia asegura que defenderá estos objetivos en las instituciones internacionales, así como en su presidencia de seis meses al frente del Consejo de la Unión Europea, en 2022. EFE

20210602 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas