Los 'brazos abiertos' a Busquets

Las Rozas (Madrid), 11 jun (EFE).- El mensaje de Thiago Alcántara, para quien siempre fue referencia Sergio Busquets, se suma a las palabras del seleccionador español, Luis Enrique Martínez, a la espera de recibir con los 'brazos abiertos' al capitán una vez supere el coronavirus.

Busquets cumple su quinto día de confinamiento en su domicilio, asintomático pero con la COVID-19 en su cuerpo. Le permite mantener la forma intacta, con sesiones diarias de trabajo físico, en contacto continuo con Luis Enrique y también con varios compañeros. Los mensajes de ánimo han sido de ida y vuelta en los momentos duros.

Thiago, centrocampista del Liverpool, fue uno de los primeros en salir en defensa de Busquets cuando a inicios de temporada se auguraba el comienzo de su declive. 'Los mediocampistas, para seguir evolucionando, tenemos que fijarnos en Sergio Busquets jugando', dijo en los momentos bajos en el Barcelona del que fue compañero y referente.

Aunque Rodri Hernández ya es una realidad como relevo natural de Busquets en la selección española y será el elegido para cubrir su ausencia en el estreno en la Eurocopa 2020, ante Suecia en Sevilla, la confianza de Luis Enrique siempre se ha mantenido intacta en el heredero del brazalete de capitán de Sergio Ramos.

Hasta tal punto que esperará el tiempo que haga falta a un jugador que regresará con el torneo empezado, siempre y cuando remita el virus y acabe dando varios negativos consecutivos en los test PCR a los que se somete. La importancia de 'Busi' en el grupo y su figura en el campo hacen que Luis Enrique priorice.

'Es un jugador que con la experiencia que tiene, en esta competición final, es muy importante tenerlo dentro de la plantilla para darnos siempre su punto de vista en los momentos de más presión y dificultad', resaltó Thiago.

'A nivel individual, futbolísticamente, sabemos la calidad que tiene ofensiva y defensivamente lo que aporta a este equipo. Le estamos esperando con los brazos abiertos para que regrese y que tenga suerte de poder estar aquí', añadió.

Es el deseo del grupo resumido en la voz de Thiago, uno de los complementos en la selección a Busquets. Mientras tanto, en la burbuja paralela, se entrenan tres centrocampistas como Pablo Fornals, Carlos Soler y Brais Méndez, por si es necesario tirar de ellos. Sería por malas noticias.

El único representante de la 'generación de oro' que ganó dos Eurocopas seguidas y en medio un Mundial, no llegaría a tiempo para una nueva gran cita con la selección española.

Quién sabe si la última: 'Ojalá pueda durar mucho tiempo pero no sé cuanto', aseguró el pasado octubre con la mente en el día a día y sin marcar un objetivo final a una trayectoria repleta de éxito como internacional. EFE

20210611 https://www.diariolibre.com

Temas

Deportes

+ Leídas