Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Los ciudadanos de las islas del Egeo mantienen el pulso con Gobierno central

Atenas, 26 feb (EFE).- La crispación entre la población de las islas del Egeo y el Gobierno central griego continúa este miércoles por segundo día consecutivo y miles de ciudadanos tomaron las calles de las principales ciudades para protestar contra el plan de erigir centros cerrados para migrantes y refugiados.

En Lesbos y Quíos se mantuvieron huelgas generales que llevaron al cierre total de comercios, un parón que fue convocado para posibilitar la participación de un máximo posible de ciudadanos en las manifestaciones.

La respuesta ciudadana no ha alterado el discurso del Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis, que defiende que la creación de estos centros cerrados es 'esencial para la seguridad de las islas', como recalcó hoy el ministro de Migración, Notis Mitarakis, en una entrevista en la emisora de radio Skai.

En Lesbos, Quíos y Samos, los responsables locales de Nueva Democracia, el partido del Gobierno, han dimitido, contrariados por las decisiones de sus líderes nacionales.

Al igual que ocurrió el martes, también hoy ha habido durante toda la mañana enfrentamientos con la Policía, con la quema de contenedores y el lanzamiento de cócteles molotov, piedras y diversos artefactos pirotécnicos, que las fuerzas de seguridad han respondido con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Además de en el centro de las capitales, numerosos ciudadanos se han vuelto a concentrar, tanto en Lesbos como en Quíos, en las carreteras de acceso a los terrenos de construcción de los centros para impedir el comienzo de las obras.

El Gobierno se ha propuesto terminar las obras de estos centros, que a medio plazo deberán sustituir a los campamentos actuales, en los próximos seis meses.

Los centros en las cinco islas donde está prevista su instalación albergarán a unas 25.000 personas, estarán cerrados por la noche y los residentes que no tengan antecedentes penales podrán abandonarlos tan solo unas horas durante el día.

Actualmente hay más de 40.000 migrantes y refugiados en las islas, de los cuales la inmensa mayoría está a la espera de que se tramite su solicitud de asilo.

El Gobierno se ha propuesto acelerar las tramitaciones y deportar con celeridad a Turquía a todos los que no obtengan un permiso de asilo.

Según el Ejecutivo conservador, la mayoría de los que llegan actualmente a Grecia proceden de países calificados de seguros, como Afganistán.

Una encuesta realizada en la región de Egeo del Norte por el instituto demoscópico Kapa Research reveló que el 65 % de la población insular considera que los refugiados son una amenaza para el país y sus ciudades, mientras que un 94 % cree que la llegada de inmigrantes les ha afectado en el ámbito psicológico. EFE

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.