Marcha indígena pide soluciones a crisis económica en Ecuador

Latacunga (Ecuador), 11 jun (EFE).- Más de un millar de delegados e integrantes de pueblos indígenas participaron este viernes en una marcha pacífica en la provincia andina de Cotopaxi para exigir soluciones a la crisis económica en Ecuador y oponerse a eventuales ajustes que pudiese exigir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La marcha, la primera en el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, en el poder desde el pasado 24 de mayo, desentonó con las muestras de respaldo que otras comunidades indígenas ecuatorianas han expresado al nuevo mandatario.

Leonidas Iza, líder del Movimiento Indígena de Cotopaxi (MIIC), aclaró que la manifestación pacífica no se organizó en contra del Gobierno sino para sensibilizar a los poderes del Estado sobre la pesada carga que soportan los sectores populares por la dura crisis económica y los efectos de la pandemia de la covid-19.

Iza explicó que el MIIC, que aglutina a comunidades del pueblo indígena Panzaleo, buscaba entregar a las autoridades de la provincia un conjunto de demandas de los trabajadores del campo y la ciudad para que sean atendidas con urgencia por el Gobierno y la Asamblea Nacional (Parlamento).

La movilización indígena, que empezó con un ritual ancestral de purificación, recorrió varias calles de la céntrica ciudad de Latacunga, en la que se escucharon reclamos también por una mejora a la educación y en el transporte comunitario que saca los productos del campo a la ciudad.

Asimismo, piden una moratoria de los créditos, incentivos para agricultores y pequeños productores y que se derogue el alza de los combustibles, entre otras demandas.

En sus primeros días de Gobierno, Lasso ha reiterado que entregará créditos con bajas tasas de interés para los sectores campesinos, tal como ofreció durante su campaña electoral.

Una fuente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) indicó a Efe que la movilización de este viernes corresponde a 'acciones territoriales que realiza cada pueblo o nacionalidad'.

La mayoría de participantes en la manifestación portaban mascarillas y avanzaban con banderas de Ecuador y del movimiento indígena.

En octubre de 2019 el movimiento indígena fue la fuerza pujante de los violentos disturbios que tuvieron lugar en el país, en los que murieron al menos 6 personas y 1.500 resultaron heridas.

En aquella ocasión, la protesta popular surgió a raíz de un decreto que anulaba los subsidios a las gasolinas, luego derogado para pacificar el país, y que había sido aprobado en respuesta a exigencias del FMI de reducir gastos e incrementar ingresos para conceder a Ecuador una serie de créditos.

Un año después, Ecuador volvió a apelar al FMI y otras entidades para obtener créditos por unos 10.000 millones de dólares, aunque el nuevo gobierno de Lasso adelantó que pedirá renegociar algunas condiciones dado el estado de crisis sanitaria y económica del país. EFE

jj-sm/elb/lll

20210611 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas