Miles de personas aún huyen por el ataque yihadista de marzo en Mozambique

Maputo, 11 jun (EFE).- Miles de personas continúan desplazándose en el norte de Mozambique dos meses y medio después del brutal ataque perpetrado por el grupo yihadista Al Shabab en la ciudad norteña de Palma, elevando la cifra en unos 70.000 desplazados, advirtió hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

'Los que huyen han dicho al personal de ACNUR que la situación en Palma sigue siendo muy inestable, con disparos regulares por la noche e incendios de casas', declaró la Agencia en un comunicado.

El número total de desplazados por la inseguridad en la provincia de Cabo Delgado, donde se encuentra Palma, es ya de casi 800.000 personas.

'La gente huye a diario en una búsqueda desesperada de seguridad tanto en Mozambique como al otro lado de la frontera en Tanzania', añadió.

ACNUR defendió que los desplazados internos reciban protección y asistencia, que quienes han cruzado la frontera hacia Tanzania puedan acceder a su derecho de asilo y que se respete el principio de no devolución teniendo en cuenta que no se debe obligar a los refugiados a volver si hay peligro.

'Según las autoridades fronterizas de Mozambique, más de 9.600 de ellos han sido devueltos a la fuerza a través del punto fronterizo de Negomano desde enero de este año. Unos 900 fueron devueltos a Mozambique en tan solo unos días, del 7 al 9 de junio', subrayó ACNUR.

Asimismo, recordó que miles de personas están varadas en zonas muy inseguras alrededor de Palma, donde el acceso humanitario está restringido.

El ataque del pasado 24 de marzo fue uno de los peores perpetrados por Al Shabab en Cabo Delgado, donde murieron decenas de personas.

Ese grupo comenzó en 2017 sus acciones violentas en esta región rica en piedras preciosas (rubíes) y yacimientos de gas natural de los que participan grandes multinacionales.

Al Shabab, que no guarda relación con el grupo homónimo de Somalia, ha causado hasta la fecha más de 2.830 muertos, entre ellos más de 1.400 civiles, según las últimas cifras del Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED).

El pasado miércoles, la organización Save the Children informó de que al menos 51 menores, la mayoría niñas, han sido secuestrados en los últimos doce meses en Cabo Delgado, donde se han documentado graves violaciones contra los menores, que incluyen decapitaciones, asesinatos y abuso sexual. EFE

20210611 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas