Mohamed Bazoum representa para Níger la continuidad de Issoufou Mahamadou

Niamey, 23 feb (EFE).- El presidente electo de Níger, Mohamed Bazoum, una vez conocidos los resultados de las elecciones presidenciales del pasado domingo, representa la continuidad del mandato del presidente saliente Issoufou Mahamadou, de quien hace ya años que es su más fiel 'delfín'.

Nació en 1960 en N'Gourti, en la región suroriental de Diffa, en el seno de una tribu nómada de lengua árabe con ramificaciones en Libia y en Chad: estos orígenes le han valido desde antiguo, y sobre todo durante la campaña electoral, ataques por supuestas dudas sobre su puro origen nigerino.

Mohamed Bazoum se formó en Filosofía Política y Moral en la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar en los años ochenta del pasado siglo, y fue probablemente en la facultad donde adquirió una de sus principales cualidades, como son sus habilidades oratorias, que tuvo ocasión de poner en práctica primero en las aulas y luego en la política.

En Dakar, Bazoum simpatizó con las ideas socialistas, muy en boga en todo el continente africano en aquellos años, y de regreso a su país como profesor de Filosofía, pronto se integró en las filas del Sindicato Nacional de Docentes de Níger, del que salta a la Unión Sindical de Trabajadores de Níger.

Ya en la Conferencia Nacional de 1991 -que representó el nacimiento de la democracia en Níger-, Bazoum participa como líder sindical al lado de su gran aliado, Issoufou Mahamadou, con quien mantiene una amistad que ha durado tres décadas y que le ha valido ser considerado su 'delfín' en el mandato presidencial de este último.

Además de sindicalista, Bazoum creó con Mahamadou el Partido Nigerino para la Democracia y el Socialismo (PNDS-Tarayya), partido por el que ha sido diputado en cinco ocasiones.

Es decir, Bazoum se siente como pez en el agua en la política y en el engranaje del Estado, al entrar como alto funcionario (secretario de Estado) con poco más de 30 años.

Bazoum ha sido ministro de Exteriores (1995-96 y 2011-15), y de Interior (2016-20), siempre en esta última década bajo el mando de su mentor Mahamadou.

No cabía ninguna duda de que el estrecho aliado sería el justo sucesor de Mahamadou; es más, cuando Bazoum anunció su candidatura, presentó como su jefe de campaña al propio hijo de Issoufou Mahamadou.

A lo largo de tres décadas, y como ha sido el caso en otros muchos países africanos y en el resto del mundo, la ideología socialista de sus orígenes se ha ido descafeinando.

Los retos a los que ahora se enfrenta Bazoum como próximo presidente de este país del Sahel central son los mismos que comparten sus vecinos: presencia rampante del terrorismo yihadista, largas sequías por culpa del cambio climático, desplazamientos masivos de población y hambruna crónica en amplias regiones del país. EFE

20210223 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas