Mozambique se desliga del asesinato de una mujer por supuestos uniformados

Maputo, 15 sep (EFE).- El Gobierno de Mozambique negó este martes que sus Fuerzas de Seguridad estuvieran detrás del asesinato en Cabo Delgado, grabado en vídeo y divulgado en redes sociales, en el que una mujer desnuda es golpeada y disparada por la espalda por supuestos uniformados.

'Es un acto macabro, inaceptable e inhumano, las Fuerzas de Defensa y Seguridad nunca harían algo así', enfatizó hoy en una rueda de prensa en Maputo el ministro del Interior, Amade Miquidade, quien culpó de estos hechos a los grupos yihadistas.

'Los terroristas visten uniformes similares a los que utilizan las Fuerzas de Defensa y Seguridad (mozambiqueñas), añadió Miquidade, quien argumentó que durante sus incursiones eliminan cualquier distintivo en sus vestimentas a fin de otorgar 'una imagen de atrocidad a quienes en realidad defienden al pueblo'.

En el vídeo, difundido este lunes en la red social Twitter y verificado por Amnistía Internacional (AI), el grupo de uniformados se refiere a la víctima como 'Al Shabab', nombre con el que los locales designan a un grupo yihadista que opera en la región norteña de Cabo Delgado desde 2017 (sin ninguna relación con la organización islamista somalí).

Primero, uno de ello la golpea con un palo en el cuerpo y en la cabeza, poco antes de que otro la dispare mortalmente por la espalda al tiempo que ella intenta huir.

'Este horrendo vídeo constituye otro ejemplo más de las graves violaciones de derechos humanos y los asesinatos despiadados que cometen en Cabo Delgado las Fuerzas de Seguridad', denunció hoy en un comunicado Deprose Muchena, directora de AI para el oeste y sur de África.

Hace cinco días AI ya había pedido 'una investigación independiente e imparcial' después de que otros vídeos y fotografías mostraran 'el intento de decapitación, tortura y malos tratos a presos', así como el 'desmembramiento de presuntos insurgentes (y) posibles ejecuciones extrajudiciales'.

Este nuevo grupo yihadista apodado Al Shabab está activo en Cabo Delgado desde octubre 2017, cuando comenzó sus ataques en esta región rica en piedras preciosas como rubíes y gas natural, con proyectos millonarios en los que operan las multinacionales Eni, Total y ExxonMobil.

El pasado 24 de abril el Gobierno mozambiqueño admitió por primera vez la presencia de la organización yihadista Estado Islámico (EI) en el país, a pesar de que los fundamentalistas llevaban reivindicando ataques en esta zona desde mediados de 2018.

Desde octubre de 2017 más de 1.500 personas han muerto en Cabo Delgado -entre ellas 960 civiles- y otras 250.000 han sido forzosamente desplazadas, según el Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED). EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas