Mueren tres presuntos guerrilleros en enfrentamiento en el norte de Paraguay

Asunción, 21 nov (EFE).- Tres presuntos integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) murieron anoche en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en el norte del país, donde esa guerrilla tiene secuestrado desde el mes de septiembre al exvicepresidente Óscar Denis, de 74 años, informaron este sábado fuentes oficiales.

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el cuerpo de elite que combate a esa guerrilla, informó que los fallecidos son 'tres hombres adultos pertenecientes al grupo criminal'.

La fuente no dio detalles del lugar concreto ni la hora donde se produjo el choque, que según los medios locales ocurrió en horas de la noche del viernes en un área del departamento de Amambay.

Asimismo, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, escribió en sus redes sociales que la FTC 'reporta tres abatidos pertenecientes al grupo criminal del Norte tras enfrentamiento'.

De hecho, el presidente, del conservador Partido Colorado, se trasladó de madrugada a la ciudad de Concepción para reunirse con la cúpula de la FTC, formada por militares y policías.

También se desplazaron a la zona expertos forenses de Asunción para la identificación de los fallecidos.

En el área entre los departamentos de Concepción y Amambay fue secuestrado a principios de septiembre Denis, que fue interceptado por varios hombres armados cuando viajaba en un vehículo, tras abandonar la estancia ganadera de su propiedad.

Denis, que fue vicepresidente del gabinete liberal que gobernó Paraguay entre 2012 y 2013, fue secuestrado junto a un empleado de esa estancia, un indígena de 21 años que fue liberado posteriormente.

Días después la familia de Denis anunció que ya cumplió la condición del EPP para liberarlo: el reparto de alimentos y pertrechos por valor de dos millones de dólares entre 40 comunidades campesinas del norte.

Los familiares de Denis pidieron la semana pasada al Gobierno resultados concretos para su liberación, pasados tres meses del secuestro.

También solicitaron la celebración de una Cumbre de Poderes para abordar el problema de la violencia en el norte de país para que no se produzcan más secuestros y acciones armadas por parte del EPP.

La propuesta estaba respaldada por familiares de Edelio Morínigo, el policía secuestrado por el EPP hace seis años, y de Félix Urbieta, un ganadero secuestrado hace cuatro años, también en el norte del país, por una escisión de la guerrilla.

Fundado en 2008 desde postulados marxistas, las autoridades atribuyen al EPP unos 50 asesinatos, así como secuestros y extorsiones a productores agropecuarios del norte del país. EFE

20201121 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas