Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Negociador jefe de los talibanes se reúne con canciller chino, según medios

Shanghái (China), 28 jul (EFE).- El negociador jefe de los talibanes afganos, el mulá Abdul Ghani Baradar, se reunió hoy con el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, según el diario privado hongkonés South China Morning Post.

Fuentes citadas por este diario afirman que el encuentro tuvo lugar en la ciudad nororiental de Tianjin, aunque por el momento el Ministerio de Asuntos Exteriores no ha publicado información al respecto.

Una de esas fuentes recalcó que la postura de Pekín sobre el conflicto es que 'se debe resolver dentro de Afganistán' y que la situación 'no debe amenazar la seguridad de China'.

China y Afganistán comparten unos 60 kilómetros de frontera en la región noroccidental china de Xinjiang, región mayoritariamente de etnia uigur en la que durante las últimas décadas se han registrado ataques de distinta índole, incluidos atentados terroristas.

Algunos de estos ataques fueron alentados por grupos terroristas formados por uigures huidos de Xinjiang a Afganistán y a Pakistán.

Con el objetivo de 'combatir el terrorismo' y las reclamaciones independentistas de parte de la población de Xinjiang, Pekín puso en marcha una campaña que, a partir de 2017, supuso la paulatina detención e internamiento de en torno a un millón de individuos de minorías musulmanas de la región, entre ellas, los uigures, según varias organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Aprovechando la fase final de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, los talibanes han conseguido los mayores avances territoriales de los últimos 20 años de guerra, controlando unos 125 distritos de los 407 del país.

En respuesta, EE.UU. decidió seguir dando apoyo aéreo a las fuerzas del Gobierno afgano, algo que los talibanes consideraron una violación de los acuerdos que contemplaban la salida de las tropas estadounidenses del país a cambio de que los talibanes comenzaran a dialogar una salida política a la guerra con el Gobierno de Kabul.

Aunque la postura oficial de China es que no interfiere en los asuntos internos de otros países, Pekín quiere aprovechar la salida de las tropas de EE.UU. para desempeñar un papel más relevante en la solución al conflicto, apunta South China Morning Post.

Un experto en relaciones internacionales citado por ese diario cree que los talibanes son útiles para China debido a que pueden 'contener en cierto modo a otras organizaciones terroristas' en Afganistán, lo cual es 'útil para la seguridad de China y para la regional'.

Hace menos de dos semanas, el presidente chino, Xi Jinping, trasladó su apoyo al Ejecutivo de Kabul en una conversación con su homólogo afgano, Ashraf Ghani, en la que aseguró que Pekín 'seguirá desempeñando un papel constructivo' y pidió culminar las negociaciones de paz con un 'acuerdo político' que se firme lo antes posible.

China ya había recibido en 2019 a una delegación talibán conformada por 9 miembros, que se reunieron en Pekín con el entonces representante especial del Gobierno chino para Afganistán, Deng Xijun.

El mulá Baradar, antiguo jefe militar de los talibanes, encabeza actualmente la oficina política que los insurgentes tienen en Doha (Catar). EFE

vec/jt/ah

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.