NFT, el activo digital basado en blockchain que revoluciona el coleccionismo

Jairo Mejía

Nueva York, 3 mar (EFE).- La fiebre por los NFTs (Non-fungible token o token criptográfico) ha llegado a la casa de subastas Christie's y está creando un nuevo sector de inversiones millonarias en arte digital o en coleccionismo deportivo (un mate de Lebron James se vendió el lunes por más de 200.000 dólares) con la promesa de convertir a los compradores en poseedores de una obra digital original gracias a la tecnología blockchain.

Los NFT se valen de la tecnología de contratos blockchain para crear una representación de un contenido original que no puede ser plagiada sin perder su certificación de originalidad, lo que abre un nuevo mundo para activos como el arte digital o el coleccionismo de piezas que, por la razón que sea, son consideradas de valor.

Estos activos van de la mano de las criptomonedas, que también se crean con la tecnología de blockchain, pero mientras que las bitcóin u otras divisas digitales no difieren en valor entre ellas, en el caso de los NFT esas diferencias sí ocurren, del mismo modo que sucede con los cromos de fútbol, las fichas de Pokemon o la más tradicional filatelia.

Según explica a Efe Pablo Rodríguez Fraile, un español-estadounidense que recientemente realizó una de las transacciones más sonadas en este nuevo mercado de arte digital, 'entre las características más importantes de los NFT está el hecho de que cada token incorpora sus características únicas y diferenciales. Además, el blockchain permite recoger todo el historial del activo, incluyendo pujas, transferencias, ventas o bundling (combinaciones)'.

DE LOS GATITOS AL ALTO ARTE

La fiebre por las NFT se popularizó con los 'CryptoKitties', un juego de coleccionismo de gatitos creado por la empresa canadiense Dapper Labs que ahora ha evolucionado hasta llegar a las subastas de arte o ha llevado a la NBA a vender videos de canastas para coleccionar.

La semana pasada, Rodríguez Fraile vendió un video de 10 segundos creado por el artista digital Mike Winkelmann -que ha confesado que hace solo cuatro meses que firma sus obras con token criptográfico- por 6,6 millones de dólares, después de adquirirlo el pasado otoño por unos 67.000 dólares.

La casa de subastas Christie's cerrará la semana que viene su primera subasta de un NFT, 'Everydays: The First 5000 Days', una obra de Winkelmann, conocido como Beeple, que podría alcanzar un nuevo récord millonario y consolidar este tipo de arte y activo de inversión digital.

La artista Grimes, novia de Elon Musk, se sumó a este fiebre por las inversiones en NFTs la semana pasada y en pocos minutos vendió casi 6 millones de dólares en arte digital en una de las plataformas más populares para este tipo de inversiones, Nifty Gateway.

Opensea, otro de esos mercados de NFTs, donde los creadores pueden poner a la venta su contenido, ha pasado de mover unos 5 millones de dólares en enero a superar los 80 millones de dólares en las últimas semanas.

COLECCIONISMOS DIGITAL

Las amplias posibilidades de las NFTs han llevado a la NBA a asociarse con Dapper Labs para crear la plataforma Top Shot, donde se pueden adquirir videos originales y coleccionables de canastas de los partidos, que gracias a la tecnología blockchain están certificados como únicos y originales (pese a que pueden ser reproducidos, replicados y compartidos sin mantener ese firma digital de originalidad).

Un mate de Lebron James con los Lakers contra los Sacramento Kings se convirtió este lunes en el más exitoso coleccionable digital de los NBA Top Shot al venderse por 208.000 dólares, mientras que esa nueva línea de negocio ha reportado hasta la fecha más de 230 millones de dólares en ventas, según Dapper Labs.

Según indicó a Efe el emprendedor Athan Slotkin, 'los NFT están aquí para quedarse y son un gran complemento para las criptodivisas en inversión'.

La emergencia de los NFT abre la puerta a una infinidad de activos virtuales para invertir, desde los avatares pixelizados de 'Cryptopunk' a memes, pasando por arte fotográfico completamente digital.

La revolución de blockchain, que ha llevado a cuestionar la propia lógica dinero fíat o de valor acordado por una sociedad alrededor de un trozo de papel, ahora cuestiona los cimientos del propio valor del arte o lo que el filósofo Walter Benjamin llamaba el 'aura' cuando en 1935 se cuestionaba el valor de una obra en la era de la 'reproducción mecánica'. EFE

20210303 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas