Nicosia y Atenas piden una respuesta inmediata sobre la ciudad de Famagusta

Nicosia, 21 jul (EFE).- Chipre y Grecia pidieron este miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Unión Europea una respuesta 'clara' e 'inmediata' a Turquía por el anuncio de abrir en el norte de Chipre una parte militarizada de la ciudad de Famagusta.

Los Ministros de Exteriores de Chipre, Nikos Jristodulidis, y de Grecia, Nikos Dendias, recalcaron que la apertura de parte del barrio de Varosha, en la citada ciudad controlada desde 1974 por tropas turcas, viola varias resoluciones del Consejo de Seguridad y 'debe invertirse de inmediato'.

De la reunión que celebrará esta tarde el Consejo de Seguridad debe salir un 'mensaje claro', dijo Jristodulidis.

'Los momentos son críticos', enfatizó Jristodulidis quien aseguró que su Gobierno continuará actuando con determinación y coordinándose siempre con Grecia y los demás socios de la comunidad internacional.

El ministro chipriota apuntó que el futuro del diálogo de paz dependerá mucho de las reacciones que la comunidad internacional tendrá sobre esta cuestión, si bien celebró que tanto la Unión Europea, como Estados Unidos y otros países condenaran inmediatamente la nueva provocación turca.

Dendias descartó una mejora en las relaciones de su país con Turquía mientras las provocaciones y violaciones de Ankara continúen en Chipre, y afirmó que 'la agresión turca no puede quedar sin respuesta'.

La apertura de Varosha fue anunciada ayer por el presidente de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC), el nacionalista Ersin Tatar, junto al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante la celebración del aniversario de la invasión turca del norte de Chipre en 1974.

El líder turcochipriota anunció que levantará el estatus de zona militar en un 3,5 % de este barrio fantasma, sellado tras la ocupación.

El objetivo es abrir una primera parte de ese barrio para que sus propietarios originales puedan volver a sus casas, aunque bajo administración turcochipriota, lo que vendría a suponer la legitimación de un Estado que actualmente tan solo reconoce Ankara.

Varosha, el barrio costero de Famagusta contaba hasta 1974 con algo mas de 12.000 habitantes grecochripiotas que tuvieron que abandonar sus viviendas, como ocurrió también con el resto del norte de Chipre, y a la inversa con los habitantes turcochipriotas en el sur de la isla.

En 1984 el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que prohíbe el asentamiento en Varosha de personas que no sean sus habitantes y pide la transferencia de esta área a la administración de la ONU. EFE

fl-ih/pddp

20210721 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas