Paraguay listo para nueva desescalada ante la disminución de contagios

Asunción, 22 may (EFE).-El Gobierno avanzó este viernes la entrada en la segunda fase de la desescalada a partir del lunes ante la disminución de los contagios por el COVID-19, con solo dos nuevos positivos en el último registro y once víctimas mortales tras 881 muestras, la mayor hasta la fecha.

El titular de la cartera, Julio Mazzoleni, anunció en una rueda de prensa esa valoración del Ministerio, que será remitida para su aprobación al presidente del país, Mario Abdo Benítez, y que incluye la habilitación de los grandes centros comerciales, pero excluyendo las áreas de esparcimiento.

'Estamos en una situación entre moderada y alerta, un nivel auspicioso que nos permite avanzar de fase', dijo el ministro, tras señalar que 'la contagiosidad ha disminuido considerablemente'.

Al respecto, el ministro explicó que hay un 15% de ocupación de las camas respiratorias en los hospitales públicos y un 12,9% de las de terapia intensiva.

FASE DOS

La fase dos, que finalizará el 15 de junio, días después del correspondiente informe de situación, autoriza la apertura de los complejos comerciales con fines únicamente de compra, sin sus actividades de ocio o gastronómicas.

Se permitirá también la ejecución de obras civiles, el comienzo del trabajo en las oficinas corporativas, pero en un 50%, y sigue restringida la actividad de bares y restaurantes.

Asimismo se permitirán las bodas y bautizos en los templos católicos, aunque con un máximo de diez personas, estando pendiente de una fase posterior la celebración de las mismas.

La nueva fase excluye los deportes colectivos, si bien autoriza los entrenamientos de disciplinas como el fútbol profesional, pero de manera individual.

El periodo sigue a la primera fase de lo que el Gobierno denominó como 'cuarentena inteligente', con el regreso de la actividad de repartidores, trabajadores de talleres y fábricas, obras a cielo abierto o abogados.

Durante la rueda de prensa, Mazzoleni anunció dos nuevos casos por coronavirus, con lo que el total asciende a 838 casos.

Preguntado por los bajos registros de Paraguay en relación a otros países de la región, Mazzoleni atribuyó las cifras a las 'medidas de distanciamiento social' aplicadas de forma temprana.

En ese sentido, Mazzoleni valoró la 'incorporación de la ciudadanía a los nuevos hábitos', como uso de mascarillas y constante limpieza de manos.

'Seamos prudentes, avancemos gradualmente y con paciencia', indicó el ministro'. EFE

20200522 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas