Pena máxima en Bolivia por matar con una granada a dos reos en una prisión

La Paz, 13 feb (EFE).- Un preso brasileño, Lucas R., al que se considera miembro de la organización criminal de su país Primer Comando de la Capital (PCC), fue condenado este jueves a 30 años de cárcel, la pena máxima en Bolivia, por la muerte de dos reclusos al lanzar una granada que además provocó heridas a otros treinta.

El suceso por el que fue sentenciado este preso ocurrió el pasado lunes, y se considera una acción de lucha por el poder entre presos de la prisión boliviana de Mocoví, según la Fiscalía General del Estado de Bolivia.

PENA MÁXIMA DE 30 AÑOS

Un juzgado de la ciudad amazónica de Trinidad, donde se encuentra el penal, condenó al reo, que ya cumple sentencia por narcotráfico, por un delito de asesinato cometido 'mediante la explosión de una granada de guerra', de acuerdo a un reporte de la Fiscalía.

'El hombre renunció a someterse a un juicio oral (...), aceptando la culpabilidad y autoría del hecho, (...) firmando un acuerdo legal de privación de libertad a 30 años sin derecho a indulto', explica el comunicado.

El sentenciado solicitó a la autoridad jurisdiccional ser trasladado a la cárcel de Palmasola en la ciudad boliviana de Santa Cruz, al temer por su vida, según la Fiscalía.

'Al interior del centro existía una pugna de poder entre el sujeto y otro interno Jorge M.S.R, ambos se habrían amenazado de muerte', relata el reporte.

Lucas R. se puso en contacto con otro reo de la cárcel del El Abra en la ciudad boliviana de Cochabamba, quien supuestamente le envió una granada para atentar contra su oponente, según este relato.

LA EXPLOSIÓN DENTRO DEL PENAL

El reo 'lanzó la granada contra su adversario con la intención de ocasionar su muerte, sin embargo la explosión alcanzó a varias personas que se encontraban cerca, resultado de este hecho fallecieron dos personas y 30 resultaron heridas', añade.

La investigación ha sido ampliada contra otras personas que podrían ser cómplices y para indagar cómo ingresó la granada a Mocoví sin que fuera detectada en los puntos de control, subraya.

Al día siguiente del suceso, el Ministerio de Gobierno de Bolivia atribuyó el incidente a luchas de poder entre presos brasileños del PCC de alta peligrosidad, ordenó su aislamiento y anunció que estudiará la forma de entregarlos a su país.

Además puso en marcha el refuerzo de los controles fronterizos sobre todo con Brasil en la región boliviana de Beni, donde se encuentra Trinidad, y activó una mayor coordinación entre Policía e Inmigración para evitar la entrada de potenciales delincuentes. EFE

20200213 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas