Postulador de canonización de Irmã Dulce destaca que el milagro fue 'su obra'

Ciudad del Vaticano, 11 oct (EFE).- Paolo Vilotta, postulador de la causa para la canonización de la religiosa Irmã Dulce, que este domingo se convertirá con una ceremonia en el Vaticano en la primera santa nacida en Brasil, destaca que su verdadero milagro fue su obra con los pobres que la convirtieron en una Madre Teresa brasileña.

El Vaticano ultima los preparativos para que este domingo el papa Francisco celebre la ceremonia en la que subirán a los altares 5 nuevos santos, entre ellos además de la monja brasileña, el cardenal británico John Henry Newman, que a los 45 años se convirtió al catolicismo y las religiosa, la italiana Giuseppina Vannini, la india María Teresa Chiramel y la suiza Marguerite Bays.

Vilotta explicó hoy a los medios de comunicación que el segundo milagro que permitirá su canonización fue la curación milagrosa de José Maurício Bragança Moreira, un maestro de música ciego desde muchos años debido a un glaucoma y que en 2014 cuando sufría dolores por una conjuntivitis colocó la estatua de la entonces beata sobre su ojo y al día siguiente empezó a ver.

Este hombre estará el domingo en la plaza de San Pedro con otros músicos para tocar durante la ceremonia y se oirá el acordeón que tanto gustaba a Irmã Dulce, como explicó en el encuentro con los medios su sobrina María Rita Pontes.

Pero para el postulador de la causa, la persona que se encarga de impulsar el proceso y recoger la documentación, 'el milagro es importante, pero el verdadero milagro es ver el milagro de su obra y la belleza de esta causa es el poder hacer llegar a nivel internacional el conocimiento de lo que hizo que es comprable a la labor de la Madre Teresa de Calcuta'.

Al igual que la Madre Teresa, la Hermana Dulce se dedicó servicio de los necesitados y desarrolló una importante obra social en su natal Bahía, donde fundó varios hospitales de caridad y un sistema de apoyo social que dirigió hasta su muerte, a los 77 años.

Su legado incluye una red de hospitales y centros de salud para los más pobres que atiende a cinco millones de personas al año y el Centro Educativo Santo Antonio.

Vilotta destacó además que la que será la primera santa brasileña era ya venerada en vida 'transversalmente' por 'personas de diferente color político o de otras religiones'.

Además, la canonización de la brasileña se produce 27 años después su fallecimiento, lo que le convierte en el tercer proceso más rápido de la historia reciente tras San Juan Pablo II (9 años luego de su muerte) y Santa Teresa de Calcuta (19 años después de su fallecimiento).

Maria Rira Pontes, que impulsa la llamadas Obras Sociales 'Hermana Dulce', destacó que en Brasil se vivirá la canonización con una gran alegría para todos 'porque es una santa de nuestro tiempo, que mucha gente ha ayudado y conocido'.

Al respecto recordó como muchas personalidades se acercaron a su obra como el escritor Paolo Cohelo o el cantante Roberto Carlos o el expresidente Jose Sarney, que acudirá al Vaticano para la canonización.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no asistirá y en su lugar representará a Brasil el vicepresidente Hamilton Mourao, EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas