Presidente de Argentina dice que el dólar es 'para producir, no para guardar'

Buenos Aires, 16 sep. (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó este miércoles que el país necesita el dólar estadounidense 'para producir, no para guardar', después de que ayer se anunciaran nuevas restricciones para el acceso a la divisa norteamericana al tipo de cambio oficial.

El mandatario aseguró que el objetivo de su Gobierno es impulsar 'una economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar'.

'Vamos a seguir trabajando y vamos a seguir haciéndolo juntos porque yo estoy convencido de que la inmensa mayoría de los argentinos quiere lo mismo que nosotros, que sueña con una Argentina que produzca y una Argentina que trabaje, los dos objetivos que nos mueven', subrayó Fernández durante la presentación de un plan de conectividad.

El directorio del Banco Central argentino determinó ayer que el monto de las compras en dólares realizadas con tarjetas de crédito y débito se deducirá del cupo de 200 dólares mensuales que los ciudadanos tienen para comprar divisa extranjera en bancos y casas de cambio.

Si los gastos con tarjeta exceden ese límite mensual, se reducirá el cupo en los meses siguientes.

Por otra parte, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecerá un mecanismo de percepción de una tasa del 35 % para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas de débito y crédito en moneda extranjera.

Esa tasa podrá ser deducida luego del pago de los impuestos a las ganancias (renta) y sobre los bienes personales (patrimonio).

El precio en Argentina del dólar informal, que se vende en el mercado negro, donde no existe el cupo de 200 dólares, escaló al inicio de este miércoles más de un 10 % tras los anuncios.

En concreto, el conocido como 'dólar blue', que se adquiere en las llamadas 'cuevas cambiarias' (locales clandestinos) o incluso a través de los 'arbolitos' (vendedores a pie de calle) subió de los 131 pesos a los que se ofrecía ayer -según cálculos de prensa local especializada- a los 145 a los que se vendía hoy. EFE

20200916 https://www.diariolibre.com

+ Leídas