Proponen limitar a dos en Constitución bielorrusa los mandatos presidenciales

Moscú, 21 jul (EFE).- La Comisión Constitucional de Bielorrusia ha propuesto limitar a dos los mandatos presidenciales en el país, en el que dirige las riendas desde 1994 el autoritario Alexandr Lukashenko y quien sugirió a principios de año una reforma de la Carta Magna para aplacar la oposición al régimen.

El presidente de la Comisión, que inició sus trabajos en marzo, Piotr Miklashévich, dijo hoy que se establecerá en la reforma que 'una sola persona puede ser presidente durante no más de dos mandatos', según recoge sus palabras la agencia oficial BELTA.

La Carta Magna mantendrá el sistema presidencialista en el país, se elevará la edad permitida para presentarse a las elecciones presidenciales de 35 a 40 años y se aumentará de 10 a 20 los años que un candidato a la Presidencia debe haber residido en Bielorrusia antes de los comicios, explicó.

Ello dejaría fuera a gran parte de los líderes de la oposición, que o están encarcelados o refugiados en el exterior, como Svetlana Tijanóvskaya, excandidata presidencial que se exilió en Lituania tras las fraudulentas elecciones del 9 de agosto pasado, en las que Lukashenko se atribuyó un sexto mandato.

El también presidente del Tribunal Constitucional indicó asimismo en la novena y última reunión de la Comisión Constitucional que un candidato a jefe de Estado no puede tener ciudadanía extranjera.

Por otro lado, la comisión, compuesta por representantes de las esferas jurídica, económica y social, pero no de la oposición democrática, propone incrementar de cuatro a cinco años las legislaturas del Parlamento.

De acuerdo con Miklashévich, se precisarán plenamente los poderes legislativos del Parlamento, se aumentará su capacidad de control y su participación en nombramientos.

También se propone ampliar las facultades del Gobierno y su independencia en la toma de decisiones en la esfera del poder ejecutivo.

En concreto, se consolidarán sus poderes para entregar propuestas al presidente sobre el nombramiento y el cese de diplomáticos bielorrusos en el exterior y en organizaciones internacionales, y no se permitirá al presidente anular actas gubernamentales.

La Comisión Constitucional tenía hasta el 1 de agosto para entregar a Lukashenko las propuestas de reforma, pero finalmente ya lo hará mañana.

En total, propone enmendar 59 artículos, incluir 16 nuevos y eliminar dos.

Lukashenko anunció un referéndum sobre las enmiendas para enero de 2022 junto a las elecciones locales.

El mandatario consideró en la VI Asamblea Popular que se celebró en febrero -con la presencia solo de sectores leales al régimen- que la actual Constitución, adoptada hace 27 años, es el símbolo de una 'vida libre, pacífica y estable de los bielorrusos'.

Los líderes de la oposición bielorrusa han rechazado de antemano la propuesta de reforma constitucional de Lukashenko, al que acusan de ganar de manera fraudulenta las elecciones de agosto del año pasado, lo que provocó las mayores protestas de la historia postsoviética de Bielorrusia.

Consideran el gesto del mandatario como un mero intento de aplacar a la oposición, y que este en ningún momento piensa abandonar su cargo.

El pasado noviembre, Lukashenko prometió que no retendrá el poder, pero que se lo pensaría solo después de que hubiera una nueva Ley Fundamental.

En febrero, delante de la Asamblea Popular, que solo se reúne cada cinco años, enumeró las condiciones para su salida de la Presidencia bielorrusa, como la paz y la 'ausencia de protestas en el país'.

El líder bielorruso mencionó también otro requisito, que consiste en que 'ni un solo pelo debe caer de la cabeza' de sus seguidores si llegan al poder personas 'de otras convicciones'. EFE

cae/bsi/si

20210721 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas