Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Sociedad
Sociedad

Rui Pinto, el 'Snowden' portugués, amenaza con nuevos escándalos

Lisboa, 30 ene (EFE).- Conocido como el 'Snowden portugués', el hacker luso Rui Pinto, detrás de escándalos como Fútbol Leaks y Luanda Leaks, advirtió hoy desde la cárcel que 'aún hay mucho que los portugueses merecen saber' y que su encarcelamiento pretende silenciar sus denuncias.

Pinto, acusado de casi un centenar de delitos y encarcelado desde marzo tras la divulgación de los documentos que revelaron prácticas ilegales en el mundo del fútbol, utilizó este jueves Twitter para denunciar su situación.

'Creo que los ciudadanos portugueses ya se dieron cuenta de que mi prolongada y desproporcionada prisión preventiva tiene como objetivo primordial silenciar mis denuncias y mantener escándalos como el Luanda Leaks fechados bajo siete llaves', afirmó en alusión a la filtración que ha precipitado la caída de Isabel dos Santos, la mujer más rica de África.

'Si dependiese de la Policía Judicial o el Ministerio Público (Fiscalía) portugués, estas informaciones nunca habrían llegado al público, ni las autoridades angoleñas hubieran sido informadas de la existencia de estos datos', agregó.

'Vistos Gold, ESCOM y BES Angola... todavía hay muchas cosas que los portugueses merecen saber', agregó en alusión a las llamadas 'visas oro', que abren la puerta a la naturalización de extranjeros en Portugal tras una inversión de medio millón de euros, y a empresas del grupo Espírito Santo en Angola.

Amparado en el nombre ficticio de 'John', Pinto entregó a finales de 2018 a la Plataforma de Protección de Denunciantes en África (PPLAAF) más de 700.000 ficheros que integran el Luanda Leaks, que además de salpicar a Dos Santos ha provocado un terremoto en el mundo financiero en Portugal, donde la hija del expresidente angoleño tejió buena parte de su red de empresas.

Alrededor de la figura del joven hacker, de 30 años, aumenta la polémica entre quienes defienden su labor en la lucha contra la corrupción y quienes consideran que se apropió de la información por métodos ilegales para beneficio propio.

Nacido en Vilanova de Gaia (Oporto), Pinto estudió Historia, habla cinco idiomas y vivió en Budapest, donde fue detenido y extraditado a Portugal en marzo del pasado año.

La Justicia lusa le acusa de 90 delitos, entre ellos sabotaje informático y tentativa de extorsión.

El joven ha defendido que su acciones responden al bien común, aunque se investiga un presunto intento de extorsión a un fondo inversiones al que habría pedido medio millón de euros a cambio de silenciar información.

La jueza Cláudia Pina, encargada del proceso, aprecia 'elementos propios de un crimen de extorsión'.

Delitos que no se sostienen, según su abogado, el francés William Bourdon -también defensor de Julian Asange, Edward Snowden y Hervé Falciani-, que trabaja para The Signals Network, una fundación que financia la defensa de Pinto.

También en favor de Pinto se ha manifestado la exeurodiputada portuguesa Ana Gomes, para quien el joven debería ser puesto en libertad y colaborar con la Justicia. EFE

TEMAS -

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.