Seguidores muestran apoyo a candidato brasileño Jair Bolsonaro tras apuñalamiento

  • El polémico candidato, hospitalizado y sin previsión de alta médica, difícilmente volverá a participar en actos de campaña hasta las elecciones del 7 de octubre.

RÍO DE JANEIRO. Los seguidores del ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en los sondeos para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, realizaron hoy manifestaciones en algunas ciudades del país para manifestar su apoyo al candidato que fue acuchillado el jueves en un mitin.

Los militantes del Partido Social Liberal (PSL) respondieron a la convocatoria que hizo la formación para que salieran a las calles en defensa de Bolsonaro, ya que el polémico candidato, hospitalizado y sin previsión de alta médica, difícilmente volverá a participar en actos de campaña hasta las elecciones del 7 de octubre.

La principal manifestación se registró en la mañana de este domingo en el paseo marítimo de Copacabana, la playa más emblemática de Río de Janeiro; reunió a unas mil personas y contó con la presencia del diputado Flavio Bolsonaro, uno de los hijos del ultraderechista.

En su pronunciamiento ante los militantes, el hijo del candidato aseguro que Bolsonaro fue víctima del atentado debido a que prácticamente ya era dado como vencedor de las presidenciales.

“Ellos querían matar a mi padre para sacarlo de la disputa”, agregó el legislador desde la tarima improvisada en un camión que abría el desfile y en el que era visible un enorme letrero con la leyenda “Yo repudio ese acto cobarde”.

“Él no será elegido por causa del ataque. Por el contrario, fue acuchillado porque ya había sido elegido. Esa es la realidad duélale a quien le duela”, aseguró.

Flavio Bolsonaro agregó que su padre está recuperándose muy bien y ya está caminando.

“Nuestro capitán está dando órdenes desde el hospital, a diferencia de los que dan órdenes desde la prisión”, afirmó el diputado en referencia al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que lucha en los tribunales para seguir en la disputa presidencial luego de que fuera inhabilitado por estar preso desde abril cumpliendo una condena de 12 años por corrupción.

Los manifestantes en Río concluyeron su acto con una oración colectiva para pedir por la rápida recuperación de su líder.

Imagen facilitada por el Partido Social Liberal (PSL) de su candidato Jair Bolsonaro, ingresado en un hospital recuperándose de la herida de arma blanca que le hizo un hombre en medio de una multitud en el estado de Minas Gerais.
Imagen facilitada por el Partido Social Liberal (PSL) de su candidato Jair Bolsonaro, ingresado en un hospital recuperándose de la herida de arma blanca que le hizo un hombre en medio de una multitud en el estado de Minas Gerais. ( )

Otra importante concentración de seguidores de Bolsonaro fue en Brasilia, que reunió a unas 800 personas, en su mayoría usando camisetas con el rostro del candidato y portando banderas de Brasil.

El acto en Brasilia contó con la participación del general de la reserva del Ejército Augusto Heleno, uno de los principales articuladores de la campaña del ultraderechista.


El oficial, así como Flavio Bolsonaro, insistió en que el atentado fue planeado por rivales políticos para evitar la victoria del candidato del PSL en las urnas y rechazó las versiones de las autoridades según las cuales el agresor es una persona con problemas psicológicos y que actuó de forma aislada.

“No es un enfermo mental. Lo planeó todo y es obvio que había otras personas involucradas. Fue una acción muy bien planeada pero no consiguieron su objetivo de sacar a Bolsonaro de las elecciones porque Dios intervino”, aseguró.

El candidato fue acuchillado en el abdomen el jueves cuando era cargado en hombros en medio de una multitud en una céntrica calle de Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad del estado de Minas Gerais.

La Policía arrestó en flagrante al autor confeso del ataque, quien dijo haber actuado de forma aislada y “a mando de Dios”, y atribuyó el crimen a sus divergencias políticas y religiosas con el ultraderechista.

Bolsonaro es el candidato más polémico en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas, misóginas y homófobas, y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

El candidato del PSL lidera los sondeos de opinión con un 22 % de los apoyos de cara a las elecciones del próximo 7 octubre, en un escenario sin Lula, preso por corrupción y cuya candidatura fue vetada por la Justicia.

EFE
20180909 https://www.diariolibre.com

+ Leídas