Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Sociedad
Sociedad

Suben a 36 los muertos en dos ataques de rebeldes ugandeses en RD del Congo

Kinshasa, 30 ene (EFE).- Al menos 36 personas murieron en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) en los dos últimos ataques atribuidos a los rebeldes ugandeses de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), confirmó hoy a Efe el Ejército congolés.

'Lamentamos confirmar esto, pero también entendemos que no podemos ocultar la información. Esto es triste. Se trata de personas que actúan en represalia después de haber sido atacados y debilitados por las operaciones militares', dijo a Efe el portavoz de la Operación Sukola 1, Mak Hazukay.

Los atentados ocurrieron en las localidades de Mazingi y Eringeti, en el territorio de Beni. El primer ataque acaeció a última hora del martes en Mazingi y el segundo ataque tuvo lugar el miércoles en Eringeti.

'Nos informaron tarde y el enemigo ya había huido. Nuestras fuerzas sobre el terreno están tratando de restaurar la confianza y perseguir a estos atacantes', señaló este miércoles a Efe este mismo portavoz militar, al explicar que los asaltantes fueron casa por casa y atacaron a los lugareños con arma blanca.

'Es horrible este modo de matar. Esto significa que (los atacantes) ya no tienen la fuerza para enfrentarse al Ejército', subrayó Hazukay, quien hoy prometió perseguirles hasta su destrucción.

Estos dos ataques se produjeron en un momento en que la situación de seguridad en el territorio de Beni parecía volver a la normalidad.

Ante la imposibilidad de contener los ataques y el creciente descontento de la población, el Ejército y la misión de la ONU en RDC (Monusco) decidieron el pasado mes coordinar sus operaciones contra los grupos insurgentes que castigan la zona.

El pasado noviembre, de hecho, cientos de personas saquearon la sede de la Monusco en Beni en protesta por su 'pasividad' ante las incursiones letales de los rebeldes ugandeses, que en el último mes de 2019 provocaron la muerte de más de 150 civiles.

Las ADF empezaron su campaña violenta en 1996 en el oeste de Uganda como contestación política al régimen del presidente ugandés, Yoweri Museveni, pero la presión militar forzó su repliegue a la frontera con la RDC.

La región, situada en una zona montañosa de complicado acceso, permite a los rebeldes ocultarse con facilidad y escapar a las operaciones militares del Ejército congoleño y de la Monusco sobre el terreno.

A principios de los años 2000 tanto el ejército de Uganda como el congoleño casi consiguieron acabar con esta insurgencia, pero los rebeldes ugandeses no desaparecieron por completo, se reorganizaron y se empezaron a radicalizar, llegando a ser el grupo más letal de Kivu del Norte el año pasado.

En un informe publicado a finales de 2018 por el Grupo de Investigación sobre el Congo (CRG), un proyecto de investigación independiente con sede en la Universidad de Nueva York, se reveló que las ADF habían conseguido financiación del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

De hecho, el EI ha reivindicado ya varios ataques letales en esta zona de la RDC que estaban, en un principio, atribuidas al ADF, aunque este grupo ugandés no sigue el 'modus operandi' de otros grupos yihadistas y no suele reivindicar sus ataques.

El año pasado, las ADF fueron autoras de un tercio de los asesinatos violentos de toda la provincia de Kivu del norte, y participaron en 113 ataques, en los que mataron a 591 personas, según los datos de la herramienta de monitoreo Kivu Security, impulsada por el CRG y Human Rights Watch (HRW).

La situación de inseguridad dificulta también la respuesta al brote de ébola que afecta a las provincias de Kivu del Norte e Ituri desde agosto de 2018 y que ya ha causado 2.242 muertos, de acuerdo con los últimos datos oficiales. EFE

TEMAS -

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.