Supremo de Brasil culpa al Estado por periodistas heridos en protestas

Río de Janeiro, 10 jun (EFE).- La Corte Suprema de Justicia de Brasil determinó este jueves que el Estado es el responsable de los periodistas que resulten heridos en manifestaciones públicas en el país, en un caso en el que determinó que un fotógrafo debe ser indemnizado tras casi perder un ojo en una protesta 11 años atrás.

Por 10 votos a 1, los magistrados del máximo tribunal reconocieron el derecho del fotógrafo Alexandro Wagner Oliveira da Silveira a recibir del poder público 100 salarios mínimos en Brasil, equivalente a unos 110.000 reales (unos 22.000 dólares), por los daños causados en su ojo, en el que perdió la visión en un 90 %.

En 2000, cuando se desempeñaba como reportero gráfico del periódico Agora SP, Silveira fue herido en su ojo izquierdo por una bala de caucho disparada por un Policía durante una protesta de profesores en la ciudad de Sao Paulo.

El fotógrafo había obtenido una indemnización por 100 salarios mínimos, en primera instancia, pero en 2014 la decisión fue revocada por el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, que señaló que la culpa de haber resultado herido había sido 'exclusivamente' de Silveira por no retirarse del lugar cuando la protesta se puso violenta.

El caso comenzó a ser juzgado por la Corte Suprema en agosto del año pasado y fue retomado este jueves en un recurso de apelación con repercusión general, lo que supone que lo establecido en el proceso sienta precedente y será válido para todas las acciones similares que estén en curso en el Poder Judicial.

Los magistrados del Supremo criticaron la posición del Tribunal de Sao Paulo y, según el instructor del caso, el juez Marco Aurelio de Mello, la decisión de entonces 'violó el derecho al ejercicio profesional', al señalar 'culpa exclusiva de la víctima' que no hizo cosa diferente que dar 'fiel cumplimiento de la misión de informar'.

Por su parte, Luís Roberto Barroso, otro de los once magistrados de la máxima corte, indicó que la cobertura periodística de una manifestación 'es de interés público y, por lo tanto, es deber del Estado proteger a esos profesionales'.

De todos los miembros de la Corte, el único en mostrar su desacuerdo fue el magistrado Kassio Nunes Marques, designado el año pasado por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien dijo que el Supremo no debe reconocer un derecho general a los periodistas en casos relacionados con el cubrimiento de protestas públicas.

Para Nunes Marques, es necesario tener en consideración que hay casos particulares de periodistas que asumen riesgos y evaden las normas de seguridad.

'Lo que no puede ser, bajo el argumento de la libertad de prensa, es instituir la regla abstracta de que la víctima, por el solo hecho de ser periodista, nunca contribuirá al hecho nocivo', dijo. EFE

20210610 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas