Supremo salvadoreño fuerza a Congreso y Gobierno a acordar ley de emergencia

San Salvador, 29 may (EFE).- La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia negó la noche de este viernes la solicitud del Gobierno de ampliar por quince días más los efectos de la 'reviviscencia' dada a una ley de emergencia nacional por el COVID-19, lo que obligaría al Ejecutivo y Congreso a acordar una normativa para atender la pandemia antes de la madrugada del sábado.

Una delegación del Ejecutivo de Nayib Bukele y una comisión de diputados llevan cinco días de intensos debates y negociaciones para acordar la referida ley, por lo que la sesión plenaria del órgano Legislativo se ha pospuesto varias veces a lo largo del día.

El lunes pasado, los jueces constitucionales revivieron la ley al estado de emergencia por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 que venció el pasado 16 de mayo, con lo que saldó un vacío legal generado por los conflictos entre el Gobierno y la Asamblea Legislativa.

'El margen prudencial de tiempo habilitado para consensuar la legislación necesaria y la finalidad de permitir un lapso razonable para el ejercicio los proceso políticos respectivos se ha cumplido', raza la resolución de la Sala.

Esto fue en respuesta a la solicitud del secretario jurídico del Gobierno, Conan Castro, de darle vida por quince días a la ley ante la falta de acuerdos.

La duración de la extensión de la cuarentena 'absoluta' y 'rígida' es el punto en el que se ha entrampado la discusión, dado que el Gobierno pide quince días y los legisladores proponen un lapso menor.

'Los diputados no pueden 'acordar' nada sin el Ejecutivo. Eso fue lo que ordenó la Sala de lo Constitucional. Además, la salud pública es dirigida por el Ministerio de Salud, no por los diputados', publicó el presidente Bukele en su cuenta de Twitter.

El mandatario, quien no asistió a ninguna jornada de trabajo pese a que fue invitado, añadió que 'si el decreto llega a mi escritorio, sin la anuencia del Gobierno, este será vetado por inconstitucional'.

Otro de los puntos que ha atrasado la discusión de la transparencia del uso de fondos, dado que el Gobierno pide mecanismos expeditos y los diputados buscan poner mayores controles.

La vigencia de la ley de emergencia revivida por los jueces constitucionales vence este 29 de mayo, por lo que la no aprobación de una nueva legislación crearía un vacío legal para enfrentar la pandemia.

El Salvador ingresó oficialmente a la fase 3 de la pandemia tras superar los 2.100 contagios de COVID-19 y por la falta de capacidad del sistema sanitario de atender todos los casos.

El Salvador registra 2.194 casos confirmados del coronavirus, de los que 1.153 se encuentran activos, 39 fallecidos y 1.557 pacientes sospechosos de contagio. EFE

20200529 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas