Suspenden juicio masivo contra MS13 en El Salvador por salud de testigo

San Salvador, 14 oct (EFE).- Una corte antimafia de El Salvador suspendió este lunes el juicio que enfrentan 426 supuestos testaferros y miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) por problemas de salud de un testigo clave de la Fiscalía.

Tras decretar recesos y reanudar la sesión en dos ocasiones, el juez Godofredo Salazar del Juzgado Especializado de Sentencia 'A' de San Salvador ordenó la suspensión para permitir la recuperación del testigo, conocido únicamente como 'Noé'.

El testigo, un supuesto líder de la MS13 que aceptó declarar contra sus compañeros a cambio de beneficios judiciales, fue revisado por médicos del Instituto de Medicina Legal.

Los expertos dieron cuenta de las molestias físicas manifestadas por 'Noé' y señalaron que estas no le impedían continuar su declaración.

No obstante, el juez pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) que le garantizara al testigo la atención médica para los dolores musculares, articulares, tos y fiebre, por lo que se espera que el juicio se reanude mañana martes.

Las declaraciones de 'Noé' durante este juicio ha dejado al descubierto los supuestos pactos entre los partidos políticos y las pandillas en El Salvador.

Una de las primeras revelaciones del testigo fue la supuesta entrega de 69.000 dólares por parte del alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, a cambio de votos en las elecciones municipales y legislativas de 2015.

De acuerdo con 'Noé', la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) también entregó a las pandillas en las elecciones de 2014, en las que triunfó el expresidente Salvador Sánchez Cerén (2009-2014), un total de 156.500 dólares en seis entregas.

Este es el segundo juicio en el que Arena y FMLN son vinculados con las pandillas, el primero fue en 2017.

Una de las revelaciones más importantes de 'Noé' es la supuesta negociación entre el actual presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, y líderes de pandillas un día antes de la segunda vuelta de los comicios presidenciales de 2014.

Según el testigo, Quijano les preguntó a los representantes de las pandillas 'cuánto querían para mover a todas sus bases para que votaran por él' y le pidieron un millón de dólares, sin señalar si el pago se dio finalmente.

Quijano, también diputado de Arena, desmintió 'totalmente' los señalamiento mediante una publicación en su cuenta de Twitter.

'Nunca participé en reuniones con pandillas y nunca ofrecí un millón de dólares', subrayó el político.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de encarcelamiento masivo, confrontación directa y diálogo de los últimos cuatro Gobiernos. EFE

20191014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas