Tata se corona bicampeón en su retorno a Red Bull Argentina

Pedro Martín y David Timón

Madrid, 21 nov (EFE).- Tata se proclamó bicampeón en su regreso tres años después de su última aparición a la Final Nacional de Red Bull Batalla de los Gallos Argentina al coronarse como mejor 'freestyler' del país por segunda vez tras su éxito en 2012.

Cristian Javier Sosa, conocido como Tata, volvió a Red Bull para completar su hazaña al convertirse en el segundo bicampeón argentino de la historia, igualando la marca de Dtoke, al superar a Wolf en la final y ganarse el derecho a representar a Argentina en la Final Internacional del próximo 12 de diciembre en República Dominicana.

Así, Tata será el representante argentino en la próxima cita mundial por primera vez, ya que cuando se alzó en 2012 la organización no celebró una Final Internacional, sino la grabación de un disco conjunto entre todos los campeones nacionales. Junto a él, también están ya clasificados Bnet, Valles-T, Minos, Acertijo, Shield Máster, Rapder, SNK, Éxodo Lirical, Yartzi, Skone, Elevn, Stick y Aczino, toda vez que el mexicano confirmó su participación.

Tras proclamarse campeón en 2012 y convertirse en una de las figuras más admiradas y respetadas por los aficionados de todo el mundo y los actores de la escena, Tata está considerado como uno de los grandes precursores de la expansión de la cultura de las batallas de gallos hasta convertirse en el fenómeno actual.

Por tanto, su vuelta a la 'madre de las batallas' tras años de inactividad, desde que perdió en 2017 ante su némesis Dozer, suponía uno de los sucesos más celebrados por los seguidores argentinos.

Además de volver a firmar en la lista de campeones argentinos en la que aparecen Frescolate, CNO, Cebos, Obie, Dtoke, Sony, Papo, Wos, Dozer o Trueno, el rapero de Ramos Mejía también conquista su segundo campeonato en un 2020 plagados de reválidas por todo el mundo, como la de Skone en España, la de SNK en Costa Rica, la de Yartzi en Estados Unidos, la de Rapder en México, la de Stick en Perú o la de Elevn en Colombia.

Hasta colgarse la medalla de vencedor recibida de manos de Trueno, Tata tuvo que hacer acopio de su coherencia para superar a Kusa en primera ronda y exprimir al máximo la solidez de sus frases en sendas batallas de cuartos y semifinales ante MP y Mecha, antes de alcanzar la final.

Wolf mantuvo la constancia en su desempeño y volvió a clasificarse hasta la última de las rondas, tal y como ocurriera en la pasada edición. De la misma forma que en 2019 frente a Trueno, el hermano Mansilla no pudo llegar más allá del segundo puesto y, aunque forzó la réplica frente al campeón, Tata manejó la narrativa de la batalla hasta girar el veredicto a su favor.

El azar y la aleatoriedad en el sorteo del cuadro, factores tan atractivos como condicionantes en el desarrollo del evento, derivaron en enfrentamientos tempranos entre pesos pesados que privaron a muchos de los favoritos de luchar por el título.

Es el caso de Stuart, que cayó a las primeras de cambio ante Cacha; Zaina, que no pudo con MP; o Sub, que cedió ante Klan. Mismo caso aconteció en los ansiados retornos de Acru, que se midió en una de las batallas más espectaculares de la noche a un inspirado Tiago, y Dani Ribba, que luchó hasta la réplica frente a Wolf, quienes no lograron progresar más allá de los octavos de final.

Klan, que igualó al ausente Papo MC como el gallo argentino con más participaciones en Red Bull, alcanzó un merecido cuarto puesto frente a Mecha, que conquistó el bronce y demostró una vez más que, a pesar de su juventud, es uno de los grandes activos competitivos del país. EFE

20201121 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas