Testigo asegura que presidente de Congreso salvadoreño negoció con pandillas

San Salvador, 11 oct (EFE).- Uno de los principales testigos de la Fiscalía de El Salvador en un juicio que enfrentan 426 supuestos testaferros y pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13) aseguró este viernes que el presidente del Congreso, Norman Quijano, negoció la compra de votos en las elecciones presidenciales de 2014.

Este grupo de personas enfrenta un juicio por diversos delitos desde el pasado 7 de octubre, el cual se derivó de la denominada 'Operación Cuscatlán' con la que se buscó debilitar las finanzas de la citada estructura criminal.

De acuerdo con el órgano Judicial, el testigo identificado únicamente como 'Noé' sostuvo que miembros de la MS13 y del Barrio 18, las dos pandillas más grandes del país, se reunieron con el líder de la Asamblea Legislativa.

Quijano participó en dichas elecciones como candidato de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y finalmente perdió en una segunda vuelta contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

La referida reunión entre los pandilleros y Quijano, según 'Noé', se registró el 8 de marzo de 2014, un día antes del balotaje.

El testigo, un supuesto líder retirado de la MS13 que aceptó declarar para recibir beneficios judiciales, aseguró que Quijano les preguntó 'cuánto querían para mover a todas sus bases para que votaran por él' y le pidieron un millón de dólares.

La fuente no señaló si el testigo confirmó la realización del pago solicitado.

El también diputado de Arena desmintió 'totalmente' los señalamiento del testigo bajo criterio de oportunidad mediante una publicación en su cuenta de Twitter.

'Nunca participé en reuniones con pandillas y nunca ofrecí un millón de dólares', subrayó el político.

Por otra parte, 'Noé' vinculó nuevamente al actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, con la compra de votos a las pandillas en 2014, cuando competía por un puesto en el Congreso salvadoreño.

En su declaración del 9 de octubre, aseguró el alcalde el entregó a él 69.000 dólares 'a cambio de votos' y este viernes señaló que el ofrecimiento inicial fue de 225.000 dólares.

Otro político vinculado con negociaciones con las pandillas es el exministro de Gobernación Aristides Valencia, quien supuestamente ofreció en 2016 a estas estructuras capacitaciones para que fundaran sus propias empresas y obtuvieran ganancias por 100 millones de dólares en dos años.

Este ofrecimiento era a cambio de que las 'maras' dejaran de extorsionar a las empresas.

Valencia, del FMLN, y Muyshondt ya habían sido señalados de negociar con las pandillas en publicaciones del periódico local El Faro.

Esta es la segunda vez que Arena y FMLN son señalados en un juicio de entregar dinero a la 'maras' para recibir votos.

En agosto de 2017, un testigo identificado solo como 'Nalo de Las Palmas' declaró, durante un juicio contra los operadores de una polémica tregua entre las pandillas de entre 2012 y 2014, que los dos principales partidos políticos de El Salvador pagaron 350.000 dólares.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de entre 103 y 50,3 registradas entre 2015 y 2018, índices atribuidos principalmente a la pandillas MS13, Barrio 18 y otras minoritarias. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas