Trabajadores italianos contra pasaporte covid amenazan con bloquear puertos

Roma, 13 oct (EFE).- Algunos trabajadores italianos se manifestaron hoy en los puertos de varias ciudades contra la obligación del pasaporte sanitario para todos los empleados a partir del 15 de octubre, y amenazaron con bloquear 'todas las operaciones' portuarias el día de entrada en vigor de la medida.

'Todas las operaciones serán bloqueadas en el puerto de Trieste' (noreste de Italia), declaró en la televisión pública italiana el portavoz del sindicato de trabajadores de dicha instalación, Stefano Puzzer, quien reclamó la 'posibilidad de decidir' de cada individuo.

Los trabajadores portuarios italianos, que protestaron también en otras ciudades como Ancona (este), amenazaron con bloquear 'casi todos los puertos' del país contra el decreto firmado ayer por el primer ministro italiano, Mario Draghi, con las directrices sobre la obligación de que todos los empleados muestren su pasaporte sanitario a partir del viernes, 15.

'El bloqueo del viernes está confirmado, pero no solo pararán el puerto de Trieste y Génova. Casi todos los puertos pararán', anunció Puzzer, mientras que también hay convocadas protestas en ciudades como Roma.

El certificado covid demuestra que alguien ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, ha pasado la enfermedad o se ha sometido a una prueba con resultado negativo en las horas previas a mostrarlo.

Con el fin de evitar el bloqueo, el Ministerio del Interior italiano pidió a las empresas portuarias que efectuaran pruebas gratuitas para sus trabajadores, frente a los 15 euros que suele costar un test de antígenos en la farmacia.

Sin embargo, los sindicatos respondieron que solo pararán ante la revocación de la medida, que estará en vigor al menos hasta finales de año.

Draghi, por su parte, ha rechazado en los últimos días cualquier modificación al respecto.

Cerca de 2,5 millones de trabajadores no se han vacunado en Italia y tendrán que realizarse una prueba de covid para acceder a su puesto o se enfrentarán a multas de entre 600 y 1.500 euros.

Por su parte, el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, resaltó los buenos datos de la campaña de vacunación en el país, con alrededor de un 85 % de la población inoculada al menos con la primera dosis, y llamó a los médicos a 'convencer a los indecisos, porque hay una pequeña parte de violentos, pero mucha gente tiene solo miedo', en referencia a los últimos altercados en Roma, protagonizados por antivacunas y neofascistas.

El pasado sábado la policía frenó una violenta manifestación en la capital italiana, con presencia de grupos neofascistas, en protesta contra el certificado covid, y en la que se produjo el asalto a un hospital (cuatro de cuyos trabajadores resultaron heridos) y a la sede del principal sindicato del país, la CGIL.

En el plano político, Draghi recibió hoy al socio de gobierno y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, al principio reticente a la obligatoriedad del pasaporte sanitario, quien declaró que le mostró al jefe del Gobierno su voluntad de trabajar hacia la 'pacificación' política tras sus desencuentros previos. EFE

mol/lsc/fpa

20211013 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas