Víctimas de secta Colonia Dignidad tildan serie de Netflix de 'reduccionista'

Santiago de Chile, 14 oct (EFE).- Las víctimas de la secta chilena Colonia Dignidad dijeron este jueves que la miniserie de Netflix tiene una 'visión reduccionista' de lo sucedido y pidieron la renuncia del actual ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, por haber defendido hace años el enclave alemán.

'La historia de la serie de Netflix está contada mayoritariamente por victimarios, algunos de ellos condenados por los graves crímenes que cometieron. Está contada como si hubiera sido la obra de un solo hombre, lo que constituye una visión reduccionista que no podemos aceptar', denunciaron desde la Agrupación de Exniños Chilenos Víctimas de Colonia Dignidad.

La serie 'Colonia Dignidad: una secta alemana en Chile', que está entre las más vistas de la plataforma en el país, se adentra en las oscuridades de la organización liderada por el exsuboficial nazi Paul Schäfer, quien tuvo fuertes lazos con la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Fundada en 1961 por Schäfer, quien huyó a Chile desde Alemania tras ser acusado de pederastia, la organización se situó en un gran fundo de 16.000 hectáreas a 300 kilómetros al sur de Santiago, donde niños, jóvenes y adultos fueron sometidos a brutales castigos, manipulación mental y un despiadado autoritarismo.

Las víctimas lamentaron en un comunicado que actualmente 'no hay reparación ni justicia como debe ser' y culparon a Alemania de fomentar la impunidad y proteger a los antiguos líderes del enclave.

'La justicia alemana es también responsable de la impunidad de los criminales que se ha fugado a dicho país, como el Dr. Hartmut Hopp, que hoy camina libre por las calles alemanas', señalaron.

Durante la dictadura militar, Colonia Dignidad hizo además las funciones de campo de concentración y tortura de la policía secreta y no fue desmantelada hasta 1991 por orden del presidente Patricio Aylwin (1990-1994).

En la serie documental también se menciona al ministro Larraín, quien durante años fue cercano al enclave durante sus años como senador por la Región del Maule.

'El Ministro de Justicia y Derechos Humanos Hernán Larraín, no solo debe renunciar, sino que debe dar las disculpas que hasta ahora se ha negado a expresar, ya que solo ha dado excusas extemporáneas e insuficientes', afirmaron las víctimas.

Tras su cierre, Colonia Dignidad se reinventó en el complejo turístico 'Villa Baviera', algo que las víctimas calificaron de 'inaceptable'.

'No es aceptable que donde se torturó y se cometieron atroces abusos se siga celebrando con fanfarria estridente, ante el dolor de las víctimas que aún llevan las cicatrices de los horrores y de los familiares que buscan sin descanso y consuelo a sus seres queridos, detenidos, torturados y desaparecidos', concluyeron.

Schäfer, quien murió en 2010 en una cárcel chilena, escapó a Argentina tras el fin de la dictadura, pero fue capturado y condenado en 2006 por abusos sexuales. EFE

mmm/rfg/ares

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas