Cuevas del Pomier, al límite de su conservación

Empresa minera utilizaría explosivos a pocos metros del área protegida

Victor Castillo (Cuchito), señala con el dedo indice varios agujeros en lo alto del interior de la cueva No. 4 en la Reserva Arqueológica Cuevas del Pomier o Borbón, en la provincia San Cristóbal. Fueron hechos en 1987 y por esos agujeros, de unas pocas pulgadas de ancho, se introducirían cargas explosivas para extraer materiales por la entonces empresa minera PROCALCA, hoy DOCALSA.

Cuchito recuerda que un grupo de jóvenes de la comunidad se empoderó para detener la explotación y proteger las pictografías y petroglifos taínos, que hubieran desaparecido para siempre, logrando que las autoridades de ese entonces intervinieran. 33 años más tarde la comunidad y la explotación minera se enfrentan de nuevo para detener una voladura a cerca de 200 metros de la cueva No. 4 que se efectuaría la semana pasada por parte de DOCALSA, para extraer roca caliza y agregados.

El temor a que la onda expansiva afecte el conjunto de cuevas, movilizó a la comunidad a dar la voz de alerta ante las autoridades. El jueves 3 de septiembre, el Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) efectuó un descenso a la zona en conflicto para evaluar la situación. Fueron recibidos por miembros de la Fundación Cuevas del Pomier, cuyos integrantes son miembros de la comunidad cercana a la reserva.

En un recorrido por la zona mostraban al personal del SENPA más de diez agujeros en el suelo donde serían introducidas las cargas explosivas, dentro de los 300 metros de zona de amortiguamiento, a menos de 100 metros del límite del área protegida. Los trabajos fueron paralizados para hacer un levantamiento y realizar un informe ante el Ministerio de Medio Ambiente. Agregado a esto, los comunitarios denunciaron que en otra zona cercana la empresa habría removido bosque y suelo a menos de 20 metros del límite del parque. Esto fue confirmado por Diario Libre, donde se puede ver el borne que maca el límite del área protegida a menos de 10 metros de la zona intervenida, dentro de la zona de amortiguamiento. Otro borne habría sido derribado más al este en una zona de descarga de materiales, también dentro de la zona de amortiguamiento.

DOCALSA posee una concesión para la extracción de cal y agregados en San Cristobal que se solapa con el área protegida. La empresa fundada en 1927 por el señor José María Aponte fabricaba cal para la industria azucarera. En el año 2000 se funda DOCALSA y en el 2002 se relanza con una nueva estructura accionaria.

Según la Fundación Cuevas del Pomier, cerca del años del 2002 habrían llegado a un acuerdo con DOCALSA para que pudieran extraer materiales hasta los 100 metros del borde del área protegida. Sin embargo, para Diario Libre no fue posible encontrar un documento que corroborara esto.

Según la Ley Sectorial de Áreas Protegidas 202-04. Las zonas de amortiguamiento son áreas terrestres o marinas, públicas o privadas, aledañas a las áreas protegidas, sujetas a normas y restricciones de uso específico que contribuyen a la conservación e integridad de las áreas protegidas.

En el siguiente mapa se pueden ver las concesiones otorgadas en la zona para la extracción de piedra caliza y agregados. Las No. 3 y 5, enmarcadas en rojo, pertenecen a DOCALSA y gran parte de la misma se encuentra dentro del área protegida. También se puede observar demarcada en verde los 300 metros de zona de amortiguamiento y como gran parte de la explotación minera en general se encuentra dentro de esa zona.

Cuevas del Pomier, al límite de su conservación

El objeto de conservación principal en la Reserva Antropológica las Cuevas del Pomier son un conjunto de 55 cuevas con cerca de 6,000 pictografías y 500 petroglifos, considerado como el legado más importante de los habitantes originales de Las Antillas.

El primer reporte oficial de las pinturas indígenas lo hizo el cónsul británico Sir Robert Schomburgk el 15 de marzo 1851 en una carta al Principe Alberto de Inglaterra pero no fue hasta 1969 que fueron declaradas Monumento Natural Nacional. Desde 1993 forman parte de Sistema Nacional de Áreas Protegidas de la República Dominicana.

La actual denuncia de la Fundación Cuevas del Pomier, se suma a decenas que se han hecho en los últimos 20 años, siendo la mayor preocupación el uso de explosivos y cómo esto afecta al patrimonio histórico y la alteración del paisaje por las empresas mineras. Según la Fundación se han reportado daños y debilitamiento en el interior de las cuevas producto de la onda expansiva de las explosiones.

La reserva figura en el listado de doce edificaciones y lugares del patrimonio cultural dominicano en riesgo, divulgado en 2018 por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS)

Coexistir con la minería

Sin embargo, los comunitarios no se oponen a la minería en la zona. Entienden que esta industria es importante para la economía de las comunidades aledañas.

José Corporán de la Fundación Cuevas del Pomier, manifestó a Diario Libre que los límites del parque no están en discusión, pero sí piden a la empresa DOCALSA que respete la distancia al mismo. “Entendemos que podemos coexistir, pero respetando las normas y las leyes de Medio Ambiente”, expresó.

Corporán señala que la empresa DOCALSA les ha solicitado reunirse a través de terceros, a lo cual se han resistido porque entiende que en otras ocasiones les han “quedado mal”, pero que como comunidad creen que puede haber un diálogo entre ambas partes.

La presidenta de la Fundación Cuevas del Pomier, Marleny Corporán, espera que se busque una solución definitiva a la problemática y apelan a que las autoridades de Medio Ambiente les escuchen.

El viceministro de Áreas Protegidas, Federico Franco, visitó la reserva el pasado viernes 4 de septiembre para hacer un levantamiento de información, con lo cual rendirán un informe en una mesa de trabajo con técnicos del ministerio y escucharán a ambas partes. “Aquí se va a aplicar la ley, lo que tenga protección tendrá protección y lo que tenga concesión, tendrá concesión”, enfatizó.

A continuación una vista de 360 grados desde un drone donde se puede observar las instalaciones de DOCALSA y la Reserva Antropológica Cuevas del Pomier.

El pasado domingo 6 de septiembre la Ministra de Cultura, Carmen Heredia, también hizo una visita a la reserva en compañía de una comitiva y del arqueólogo y ambientalista Domingo Abreu, realizando un recorrido por la cueva No. 1. Luego de la visita expresó a Diario Libre que tiene pendiente una reunión con el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Turismo, para poder desarrollar la zona como un punto turístico y cultural.

Diario Libre contactó a DOCALSA para conocer su posición ante este conflicto, al cierre de este artículo no ha obtenido respuesta.

Tres preguntas al arqueólogo Domingo Abreu

¿Cuál es la importancia de La Reserva Antropológica Cuevas del Pomier?

Es el conjunto de cavidades (55) con la mayor cantidad de expresiones rupestres en el Caribe (4 a 5 mil) y representativas de 4 culturas prehispánicas: Maya, Inca, Nahua y Taina-Arawac. Fueron las primeras manifestaciones rupestres reportadas (Robert Schomburgk, 1849) e informadas al mundo (Príncipe Alberto de Sajonia, 1851) en toda América. El príncipe Alberto era el esposo de la Reina Victoria de Inglaterra. La traducción de esa carta-reporte para la Sociedad Etnológica de Londres fue hecha por María Luisa Valdez.

¿Cómo afecta la actividad minera a la preservación de las cuevas del Pomier?

La actividad minera destruyó seis cavidades, dos de ellas con arte rupestre. Ha causado desplomes comprobados en por lo menos 3 cavidades: La Cigua, Del Puente y Del Símbolo, como consecuencia de los efectos de la onda expansiva de las explosiones. Además, afectan negativamente el entorno de las cuevas y restan elementos paisajísticos importantes a su futuro como gran parque de San Cristóbal y Santo Domingo.

¿Qué medidas crees que se deben tomar para que no se afecte a la Reserva?

Debe acordarse con las empresas mineras su orientación hacia el oeste en busca de nuevas canteras, o permutar con ellas zonas mineras más alejadas de la Reserva Antropológica Cuevas del Pomier.

+ Leídas