Liberan serpientes índigo en Florida para repoblar esta especie amenazada

MIAMI. Las autoridades ambientales de Florida liberaron ayer en el noroeste del estado a una veintena de serpientes índigo, una especie amenazada, no venenosa y que ayuda a equilibrar el ecosistema al devorar algunas especies venenosas.

Los ejemplares, 12 machos y 8 hembras, nacieron en cautiverio en el Centro Orianne para la Conservación del Índigo y tienen implantados transmisores de radio para su seguimiento, informó hoy la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, por sus siglas en inglés).

“Esta segunda liberación, de 20 animales, nos pone un paso más cerca de lograr nuestro objetivo de restablecer esta especie en el Panhandle (noroeste) de Florida”, manifestó Michelle Hoffman, directora adjunta del Centro Orianne.

La serpiente índigo, que fue observada por última vez en 1982, ha desaparecido en gran parte del norte de Florida debido a la pérdida y fragmentación del hábitat, según FWC, una de las organizaciones a cargo del programa de recuperación de la especie.

Precisó que se trata de una serpiente que se encontraba en toda Florida, Alabama, el sur de Georgia y el este de Misisipi, pero que ahora su alcance es mucho más restringido.

“El índigo oriental cumple una función crítica para equilibrar la comunidad de vida silvestre al consumir una variedad de pequeños animales, incluidas serpientes venenosas y no venenosas”, explicó la FWC.

Los veinte ejemplares de esta serpiente, que alcanza en su edad adulta cerca de 3 metros de largo (8 pies), fueron liberados en la reserva ambiental Apalachicola Bluffs and Ravines Preserve, a cargo de la organización The Nature Conservancy.

“Continuamos nuestra dedicación a crear un ecosistema saludable, equilibrado y restaurado de pinos de hoja larga para alentar la recuperación de la serpiente índigo oriental y apoyar muchas otras plantas importantes y la vida silvestre”, expresó Temperince Morgan, director ejecutivo de The Nature Conservancy en Florida.

La reserva está en el condado Liberty y es uno de los hábitats “más raros”, con barrancos empinados y arroyos.

Se trata, según FWC, de un tesoro oculto de diversidad de especies que alberga “una cantidad desproporcionada de especies en peligro”.

Señaló que el ecosistema de pino de hoja larga es uno de los ecosistemas más diversos a nivel mundial, sin embargo, solo queda el 5 % de este precioso paisaje.

Las autoridades ambientales estatales y federales que trabajan en el programa, con una duración de diez años, buscan restaurar y gestionar el hábitat requerido por la serpiente y muchas otras especies para hacer posible la liberación.

La serpiente índigo oriental es la más larga nativa de América del Norte y una especie icónica y esencial del ahora raro bosque de pino de hoja larga del sur del país.

El año pasado fueron liberadas 12 serpientes, en el primer año del proyecto en el que también trabajan, entre otros, la Universidad de Auburn y la Fundación Nacional de Pesca y Vida Silvestre.

EFE
20180723 https://www.diariolibre.com

+ Leídas