Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Tormenta Franklin
Tormenta Franklin

Residentes en zonas de alto riesgo en Santiago permanecen en sus hogares

Dicen esperan la evolución de la tormenta antes de dejar sus ajuares

Expandir imagen
Residentes en zonas de alto riesgo en Santiago permanecen en sus hogares
Zona de alto riesgo en Santiago. (ANEUDY TAVÁREZ/DIARIO LIBRE)

Residentes en zonas de alto riesgo en Santiago próximo a ríos, arroyos y cañadas permanecen en sus hogares esperando la evolución de la tormenta tropical Franklin, para determinar si se trasladan a casas de familiares y amigos en lugares seguros.

Rafael Payamps, residente en la cañada del Diablo en la zona sur de la ciudad, declaró que históricamente ha optado por quedarse en su hogar hasta que ocurra una eventualidad.

"Si la cañada sube, entonces me voy para donde mí mamá", externó Payamps.

En términos similares se expresaron otros ciudadanos consultados por reporteros de Diario Libre.

"Hasta que no vea el agua al cuello no me saca nadie de aquí", indicó Luis Manuel Núñez, también residente en la cañada del Diablo.

Explicó que se queda en lo que dijo ha sido su hogar durante los últimos siete años de vida, para cuidar sus pertenencias.

"Cuando viene a ver eso no va a llegar para acá", agregó Luis Manuel Núñez.

En otros lugares vulnerables de la ciudad los moradores lucen indiferentes con los pronósticos sobre el paso de la tormenta tropical Franklin.

Recomendaciones

Las autoridades están recomendando a los residentes próximo a ríos, arroyos y cañadas estar atentos ante la ocurrencia de aguaceros, para que tomen las medidas de precaución necesarias ante posibles crecidas e inundaciones.

En Santiago cuentan con 61 refugios ante cualquier situación que se pueda presentar con el evento atmosférico.

TEMAS -

Egresado en Comunicación Social de la Universidad O&M, tiene más de una década de ejercicio periodístico. Padre orgulloso de Lía y Eva.