Elecciones rompieron la hegemonía de partidos tradicionales en el poder

  • PRM es el primer partido; PRD y PRSC caen a minoritarios
  • PLD sale reducido en todos los poderes; Leonel es clave en el Senado

Los resultados de los comicios presidenciales y congresuales del pasado 5 de julio indican que se cierra un ciclo de la hegemonía en el poder de los tres antiguos partidos tradicionales de la política en los últimos 60 años.

Luis Abinader obtuvo un gran apoyo para concluir esa temporada de 16 años del PLD dominando en todos los poderes.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM), fundando en el 2014, ya había logrado desplazar al PLD de las principales alcaldías en los comicios del 15 de marzo y el pasado cinco de julio alcanzó 1,998,390 votos (48.70%). Ahora tiene una enorme responsabilidad en el Poder Ejecutivo y con el control del Congreso Nacional, empezando con 19 de 32 senadores.

La alianza electoral firmada en 24 provincias el 14 de noviembre de 2019 por los partidos opositores fue determinante para quitar el control congresual al PLD.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sale del poder muy reducido tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, luego de haber tenido un dominio de casi todos los poderes durante 16 años consecutivos.

Esta organización política tiene pautado para finales de año un Congreso para renovar a sus autoridades, ya que Temístocles Montás fue puesto de manera interina en la presidencia del partido tras la salida del expresidente Leonel Fernández el 20 de octubre del año pasado.

El PLD tendrá que hacer un amplio proceso de revisión y de reestructuración de autoridades, bajo el liderazgo del presidente Danilo Medina, quien quedó como el más alto dirigente a la salida del otro líder.

Esa organización tiene un liderazgo emergente que encarnan Francisco Domínguez Brito, Gonzalo Castillo, Margarita Cedeño, Abel Martínez, Andrés Navarro y otros jóvenes que van ascendiendo.

El partido, que será oposición a partir del 16 de agosto, debe autocriticarse y buscar las razones de su desvinculación de la sociedad en los recientes comicios, luego de ser la primera organización política por todos estos años, perdiendo también los principales ayuntamientos del país.

También, deberá analizar el impacto de la división interna que vivió desde las primarias del 6 de octubre.

A minoritarios

En el caso del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) sufrió su más grande reducción desde las elecciones de 15 de marzo, teniendo además salidas de cuadros dirigenciales a todos los niveles.

El PRD alcanzó 97,647 para un 2.38% y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) 73,911 para un 1.80%.

Ambos están amenazados por una drástica reducción de fondos, pues al no llegar al 5% de los votos entran al reparto solo del 20% de los fondos que entrega el Estado por medio de la Junta Central Electoral, lo que les debilita para el trabajo político de mover sus estructuras.

Aunque redujo sustancialmente sus votos, porque obtuvo 884,630 en las primarias del 6 de octubre, el expresidente Leonel Fernández juega un rol importante en el Senado y la Cámara de Diputados.

La Fuerza del Pueblo obtuvo sin alianzas 233,538 5.69%, y con sus aliados Fernández llegó a 365,217 para un 8.90%.

La pregunta que queda en el aire es si Fernández y la Fuerza del Pueblo ¿Serán aliados u opositores del PRM a partir del próximo 16 de agosto? tomando en cuenta que ya el PLD se proclamó como la principal fuerza de oposición.

También resta saber si el exmandatario recuperará el terreno perdido y conquistará ahora nueva vez sus votos morados ahora que el partido está fuera del poder.

20200709 https://www.diariolibre.com

+ Leídas