La JCE se encamina al montaje de elecciones presidenciales y congresuales sin un director de Informática

  • Tres subdirectores del departamento coordinan de manera colegiada
$!La JCE se encamina al montaje de elecciones presidenciales y congresuales sin un director de Informática
Imagen de archivo de los miembros del Pleno de la Junta Central Electoral (JCE) durante un encuentro con los políticos.

La Junta Central Electoral (JCE) se apresta a celebrar su segundo proceso de elecciones sin un director de Informática, figura clave en el escrutinio de los votos.

La posición se encuentra acéfala desde el 21 de febrero pasado, cuando fue suspendido el entonces director Miguel Ángel García, por las fallas del sistema del voto automatizado que dieron pie a la suspensión de las elecciones municipales del 16 de febrero.

El 14 de abril pasado fue cancelado a raíz de un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que atribuyó las fallas tecnológicas a negligencia del departamento de Informática.

Tras la suspensión en febrero de García, el pleno de la JCE puso al frente a los subdirectores del departamento, Jhonny Rivera, Luis Felipe Leger, Juan Carlos Saladín (trasladado) y Orly Pereira, quienes asumieron la responsabilidad para las elecciones municipales extraordinarias del 15 de marzo.

Luego de la salida definitiva del director, los subdirectores fueron conminados a trabajar de manera colegiada de cara a los comicios presidenciales y congresuales.

Desde febrero pasado, los partidos políticos han estado demandando una profunda reestructuración de la Dirección Nacional de Informática, así como en su informe la OEA y otros organismos internacionales hicieron recomendaciones en ese sentido.

Sin embargo, la JCE se limitó al traslado del Registro Civil, ubicado en el Centro de los Héroes, de Juan Carlos Saladín, uno de los subdirectores que manejaban de forma colegiada el departamento y la suspensión de Eduard Burroughs Hernández, encargado de gestión de calidad de sistemas informáticos y del programador William Díaz.

Para el politólogo Henry Blanco Castillo, la JCE debe designar un director que inspire confianza, sin tratar de lograr un consenso absoluto de los partidos para su nombramiento.

“Cada uno quiere el que le defienda sus propios intereses, por los partidos y el sistema que tenemos nunca podrán elegirlo”, enfatizó.

A su juicio, la Junta debe actuar como un cuerpo colegiado apegado al mandato constitucional, pues envía un mensaje a la población de carencia de autoridad, de carácter o que son objeto de chantaje.

“Deben designar un director que inspire confianza, en la actual situación todos son responsables y ninguno lo son”, enfatizó.

20200520 https://www.diariolibre.com

+ Leídas