Presidente dominicano denuncia “la política de acaparamiento” de las vacunas por parte de los países ricos

$!Presidente dominicano denuncia “la política de acaparamiento” de las vacunas por parte de los países ricos
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa (izda-dcha), el primer ministro de Portugal, António Costa, el rey de España, Felipe VI, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, el jefe de gobierno de Andorrra, Xavier Espot Zamora, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan y el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, posan para una foto de familia después de la reunión semipresencial de jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, en el marco de la XXVII Cumbre Iberoamericana, en Soldeu, Andorra, este miércoles.

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, denunció este miércoles "la política de acaparamiento" de los países más ricos en la distribución de las vacunas contra la covid-19, una actitud que tildó de 'lamentable e injusta' y 'en contradicción con toda noción de solidaridad humana'.

En su intervención en el plenario de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Andorra, Abinader aseguró que los países con menos recursos no reclaman 'ayuda humanitaria o fondos de beneficencia', sino mecanismos de cooperación que permitan transitar a un nuevo modelo económico y de reparto de la riqueza.

'El mundo ha llegado a un punto de inflexión que obliga a plantearnos otro modelo de desarrollo, justo, verde y sostenible. Triunfaremos juntos o fracasaremos separados. La decisión es sólo nuestra', advirtió el presidente de la República Dominicana, donde se celebrará la cumbre de 2022.

El presidente Abinader criticó que a pesar de la necesidad de una renovada visión multilateral, en el proceso de distribución de las vacunas contra el Covid-19, se ha observado que los países más desarrollados han adoptado políticas de acaparamiento que niegan, de una manera lamentable e injusta, el acceso a las mismas de los países de bajos y medianos ingresos, en contradicción con toda noción de solidaridad humana.

“Que quede bien claro. No estamos abogando por ayuda humanitaria o por fondos de beneficencia. Lo que estamos planteando es una alianza para el desarrollo que nos permita transitar como región a un nuevo modelo productivo y redistributivo”, advirtió el gobernante.

Entiende que la universalidad de la enfermedad y de la crisis, han fortalecido la interconexión en el mundo.

Manifestó que el sentimiento de vulnerabilidad destapado por el virus, hace más evidente la responsabilidad con el planeta, y a tomar decisiones para revertir la trayectoria.

20210421 https://www.diariolibre.com

+ Leídas