Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
COVID
COVID

17 días librando una batalla que el COVID-19 venció

A la doctora Indira Jiménez le tocó comunicar el fallecimiento de Esteban Portorreal a sus familiares

Expandir imagen
17 días librando una batalla que el COVID-19 venció
La doctora Indira Jiménez con la tristeza en la mirada luego de comunicar el fallecimiento de uno de sus pacientes. (CLAUDIA FERNÁNDEZ)

Los gritos de Loren se escuchaban a metros de distancia. La joven de origen venezolano lloraba desconsolada al enterarse que su pareja, Esteban Portorreal, acababa de fallecer a causa de COVID-19.

El abogado tenía 17 días recluido en la unidad de COVID-19 del hospital Francisco Moscoso Puello, donde luego de múltiples complicaciones por problemas renales y diabetes tuvo que ser intubado y finalmente no pudo sobrepasar este cuadro de salud. Había llegado al centro de salud con dificultad respiratoria.

“Era muy buena persona, excelente persona. Él era diabético pero se cuidaba, no tomaba y llevaba su alimentación a la línea de los médicos, pero lo que va a ser, va a ser”, dijo afligido un joven que solo se identificó como el esposo de Diana, la mejor amiga de Loren.

Según narró, Loren tiene un hijo de 10 años fruto de una relación anterior el cual identificaba a Esteban como su papá. La pareja tenía planes de boda en un futuro no muy lejano. Este amigo de la familia comentó que el propio niño le decía a su madre que se alimentara bien y descansara para que tuviera fuerzas al momento que su padre saliera del hospital.

Este pasado lunes, Loren tuvo la oportunidad de tener un breve contacto con Esteban, quien habría abierto los ojos y con la vista seguía cada paso de su amada.

Normalmente, los familiares de pacientes recluidos en el nosocomio se congregan a la sombra de un árbol justo al frente de la unidad COVID donde esperan por informaciones sobre sus seres queridos, se desahogan y comparten vivencias. Este grupito le había tomado mucho cariño a Loren, a quien cariñosamente llamaban “Venezuela” y destacaron su gran devoción, ya que apenas se ausentaba unos minutos cada día a cambiarse la ropa.

“Ella se iba a bañar a la 1:00 de la madrugada y ya a las 3:00 estaba de vuelta”, destacó una vecina del ensanche Espaillat.

Con las manos en la cabeza, Loren entre llantos solo decía: “¿Qué va a ser de mí ahora?”, aún incrédula ante la pérdida de su amor.

La doctora Indira Jiménez, encargada de la Unidad de COVID-19 del hospital, acompañó a Loren al momento de compartirle la devastadora noticia, que también afectó a la galena, quien no pudo contener las lágrimas.

“Es que uno se encariña con los pacientes que tienen muchos días”, afirmó la doctora mientras se reponía del momento de impacto y con mucha entereza profesional atendió al personal de Diario Libre.

Ocupación en el Moscoso

Jiménez comentó que este martes el hospital tenía 27 pacientes ingresados en el área COVID entre camas regulares y cuidados intensivos, de 40 disponibles.

“Hemos evidenciado una baja entre los internamientos, el flujo de pacientes y también los que vienen en busca de pruebas PCR”, aseguró la especialista.

Contrario al aumento generalizado de hospitalización que reportó el Ministerio de Salud Pública en el boletín 670, la doctora dijo que “sorprende esa baja en el hospital porque el flujo aquí siempre es más concurrido que en otros lugares”.

TEMAS -

Periodista, amante de los viajes, la moda y la música en vivo. Foodie.