“Si debate sobre el Código cae en punto muerto, se resolvería en otro estamento”

El ministro dice que el Gobierno no quiere conflictos sociales, y no cree que vaya a imponer una decisión frente a los sindicatos

SANTO DOMINGO. Frente a los temas más controversiales que se buscan modificar en el Código Laboral, entre los cuales se destacan la cesantía y la jornada de trabajo, el ministro Winston Santos expresó: “No creo que el Gobierno dominicano vaya a querer imponer ninguna posición frente a los sindicatos, esa es la visión que tengo, va a tratar de consensuar esto”.

El ministro habló de este tema durante su participación en el Diálogo Libre, del Grupo Diario Libre, al responder a una pregunta sobre la fuerza que han perdido los sindicatos en el mundo, de los cuáles dijo: “Sindicalizarse ahora es un poco difícil porque el empleo ha variado bastante. De hecho cuando uno habla de las grandes empresas, ya la mayoría, digamos que la mayor compañía de taxis del mundo es Uber y no tiene ni choferes ni carros, la mayor tienda del mundo no tiene un establecimiento, o sea ha variado bastante, es difícil sindicalizarse”.

Sin embargo, Santos está claro con la legitimidad de los sindicatos y recuerda que existen leyes que otorgan derechos a los gremios, entre las cuales aparte del Código de Trabajo, mencionó la Ley de Seguridad Social. “O sea el tripartismo el trabajador dominicano lo ha asumido frente a la OIT y lo aplica y es un compromiso y está muy bien”, indicó.

El funcionario explicó que donde existen algunas dificultades es cuando ese tripartismo garantiza veto y el veto es mal usado, pero dijo que igual la idea es que todas las sociedades avanzan con pactos, poniéndose de acuerdo. “Pero los pactos son hasta un punto. Cuando usted no puede ponerse de acuerdo, pues entonces funciona la decisión de la mayoría, siempre ha sido así, universalmente ha sido así, por eso existen las votaciones, pueden ser mayorías calificadas, puede ser lo que sea, la mayoría absoluta, pero la mayoría”, señaló el ministro de Trabajo al referirse a los momentos cuando no puede obtener el consenso.

“Si llegamos a un punto muerto que haya un tema, entonces es posible que otro estamento lo resuelva, pero tiene que ser una situación de mucha dificultad, ese es el criterio, porque el Gobierno no quiere conflictos sociales. O sea, la actitud del Presidente, que es muy peculiar en ese sentido, es de cero conflictos”, dijo.

Además, durante el diálogo, el ministro de Trabajo resaltó que ahora están más optimistas de llegar a un acuerdo porque se cambió el método útilizado en las pasadas sesiones iniciadas en el 2013, a través de las cuales se vieron 99 artículos de los más de 738 que tiene Código Laboral. En cambio ahora se le solicitó al sector empresarial, el cual ha estado impulsando la reforma, que formulara una propuesta con todos los artículos que desea que se modifiquen.

“Cuando un artículo resulte controversial, pues lo sombreamos en amarillo y lo posponemos, y al final podremos tener algo que se ve menos tres o cuatro artículos que son los controversiales que los podríamos llevar a una gran discusión”, expresó Santos, tras resaltar que ese es el criterio planteado por el Ministerio de Trabajo y fue aceptado por los patronos y trabajadores.

Ministerio espera que se modifique el 80-20

El ministro de Trabajo entiende que en la actual reforma que se trabaja al Código Laboral se le debe permitir un poder a esa institución para que pueda otorgar dispensa a empresas de áreas específicas en las que sea necesario tener más del 20% de trabajadores extranjeros que actualmente se permite en la legislación vigente.

“Entonces yo creo que hay que dejarle eso al Ministerio, no eliminar el 80-20, porque podría relajarse todo el tema, porque la presión migratoria que tenemos es la segunda mayor de América Latina entera. Solamente Costa Rica es mayor que la nuestra. Aquí el 7.4% de los trabajadores es extranjero y de ellos el 87% es de origen haitiano, pero de ellos la gran parte está en dos áreas, la agrícola y la construcción y en turismo en menor cantidad”, dijo el funcionario.

Agregó que la verdad es que la mayoría está en la agricultura y en la construcción, no importa la cantidad de inspecciones que haga el Ministerio de Trabajo, y que eso se convierte como el juego del gato y el ratón.

Pero explicó que eso no ocurre solo en República Dominicana sino que también sucede en todos los países que tienen una prosperidad económica y tienen unos vecinos pobres.

“La gente, los nacionales migran a las áreas de servicios, a las áreas donde estén más limpios y ganen más, a donde haya menos sol. Entonces eso es lo que ha ocurrido en República Dominicana, han migrado al área de servicios y han dejado áreas vacías, entonces cuando hay áreas vacías alguien las ocupa, entonces esa es la parte que yo creo”, indicó.

Sin embargo, recordó que ya existe en el Código Laboral actual que cuando no hay técnicos en un área específica, entonces el Ministerio da dispensa y que eso se ha visto en el caso de Punta Catalina y otros lugares, como en el área minera.

La legislación actual que regula el empleo en República Dominicana, establece que por lo menos el 80% de los trabajadores de las empresas establecidas en el territorio nacional debe ser de origen dominicano.

Levanta 90,000 actas de apercibimiento al año

El Ministerio de Trabajo, además de sus labores de receptor de reclamaciones por violaciones a los derechos laborales, realiza jornadas de inspección en las distintas empresas del país.

A razón de estas inspecciones, el ministro de Trabajo, Winston Santos, quien participó en el Diálogo Libre acompañado del Director de Trabajo, Valentín Herrera González y de la viceministra Gladys Sofía Azcona, explicó que en promedio se levantan 90,000 actas de apercibimiento al año.

En ese sentido, Herrera destacó que de esas actas de apercibimiento que se levantan al año, alrededor de un 25% genera infracciones. “Entonces el procedimiento es el siguiente: El Código de Trabajo establece que en un plazo de tres días, una vez el inspector levanta el acta de infracción se apodera al Ministerio Público de la jurisdicción en donde está el infractor, el empleador que ha incurrido en la falta y ya entonces le compete al Ministerio Público poner en movimiento la acción pública y poner en movimiento esa acta que ha levantado el Ministerio de Trabajo”, explicó Herrera tras referir que el Poder Judicial es el que debe aplicar las sanciones.

+ Leídas