Emely Peguero quería ser abogada, dicen sus padres

NUEVA YORK. “Alguien quiso acabar con ella, pero se le hizo imposible porque ella nunca va a morir”, exclamó el padre de la estudiante y adolescente Emely Peguero, Genaro Peguero, mientras la madre, Adalgisa Polanco dijo que desde que escuchó al novio y a la mamá de este pidiéndole a su hija que apareciera, supo que ya estaba muerta.

El señor Peguero, que concedió una entrevista al reportero Alfredo Acosta del canal 47, junto a su esposa Adalgisa en la residencia de la familia en Cenoví, señaló que Emely era todo en su vida.

Entre sollozos dijo que el brutal asesinato de su hija, “sin embargo, lo que hizo fue fortalecer más nuestros corazones y unir al país”.

El cadáver de Emely, de 16 años, fue hallado dentro de una maleta una semana después de haber desaparecido. La autopsia estableció que falleció por un golpe contundente en la cabeza y luego de un aborto inducido.

Los útiles escolares de Emely son guardados como uno de sus principales recuerdos en la habitación donde ella dormía.

El papá dijo que cuando no él no llegaba a tiempo a comer, Emely siempre lo llamaba para preguntarle qué pasaba.

El uniforme, la mochila con los libros, cuadernos y otros artículos, quedaron intocables en la habitación y sus padres dicen que seguirán guardándolos.

La madre dijo que Emely, irónicamente, aspiraba a graduarse de abogada para defender a tantas mujeres asesinadas en la República Dominicana, pero nunca se imaginó que le iba a tocar a ella, tronchándole la muerte brutal el sueño universitario que acariciaba desde niña.

La señora Peguero dijo que inmediatamente vio al novio Marlon Martínez y a la madre de este, Marlín Martínez, en un video en el que hacían el teatro de que estaban angustiados y le pedían a Emely que regresara a la casa, el corazón le dijo que su hija ya estaba muerta.

“Ella fue toda mi vida... no sé cómo decirlo”, señaló el papá.

Ambos padres dijeron que desde el principio sospechaban que Emely había sido desparecida o asesinada.

“Cuando Marlon y su mamá hicieron una entrevista, la señora dijo que Emely estaba embarazada, y yo me dije Señor, prepárame para lo que venga, porque mi hija no está viva”, relató la madre de la víctima.

“Emely Peguero, por favor, donde quiera que te encuentres, por favor aparécete, que te estamos esperando con los brazos abiertos. Estamos preocupados por ti”, fue el mensaje del novio y confeso asesino.

Y la madre de Marlon dijo: “por favor Emely, donde te encuentres, ya no nos haga sufrir más, danos luz, dinos dónde estás, que todos estamos pasando un momento difícil”.

La madre había dicho antes de encontrarse el cadáver que el novio prácticamente se crió en su casa, porque fue criado por su padrastro frente a la residencia de Emely y describe al progenitor del joven como muy responsable y que ha sabido dar la cara.

20170911 https://www.diariolibre.com

+ Leídas