Ni la Policía ayudó al sargento que se suicidó por falta de recursos para operar a su hijo

  • Desde diciembre del año pasado el sargento Jorge Aquino pedía ayuda para costear el trasplante de riñón a su hijo de dos años

SANTO DOMINGO. El sargento de la Policía Nacional, Jorge Aquino (Tony), quien se suicidó la noche del pasado jueves de un disparo en la cabeza, estuvo pidiendo ayuda de las autoridades desde diciembre del año pasado para costear el tratamiento y el trasplante de hígado que requiere su hijo de dos años de edad, sin embargo ni la propia institución para la que trabajaba le prestó apoyo.

Así lo revelaron los residentes en el callejón número cinco de la calle La Altagracia, de Los Minas en Santo Domingo Este, lugar en donde el sargento Aquino cometió el hecho. “Ese hombre estaba desesperado pidiendo ayuda desde diciembre y ni el Gobierno ni nadie ayudó a su hijo que necesita un trasplante de hígado, que es carísimo”, dijo a Diario Libre una señora del barrio.

Consecuencia de la desesperación, el sargento comenzó a tener problemas con la madre del niño, su expareja “Heidy”, y constantemente se les escuchaba discutir porque a veces “no aparecía dinero para comprar medicamentos para el menor”, esto de acuerdo con la versión de los vecinos.

Aseguran que las discusiones eran tan fuertes que, en varias ocasiones, el sargento había amenazado con usar su arma de reglamento para suicidarse. La última de estas amenazas la hizo un día antes de que ejecutara la acción.

“Ellos discutieron. El policía le preguntaba a la madre del niño, que si ella quería que él se diera un tiro, después se fue. Ese día yo escuché esa discusión y al día siguiente cuando llego del trabajo como a las nueve de la noche, me encontré con que el hombre se mató”, relató uno de los vecinos.

Video pidiendo ayuda

En un video de Noticias Telemicro, publicado a principio de diciembre del año pasado, se puede observar al sargento de la Policía, quien entre lágrimas, pide a las autoridades ayuda porque no quería dejar morir a su bebé.

“Pueblo dominicano, me da mucha pena que mi hijo se me vaya, y yo luchando por él. Ayúdenme por favor, soy un padre de muy poco recursos, y mi niño de un año y nueve meses no puede caminar ni hablar”, suplica entre sollozos el sargento Aquino en el video.

En la grabación, en la que el sargento aparece acompañado del niño y de la madre, precisaron que para el trasplante necesitaban 120 mil dólares, en ese entonces.

También dijeron que el menor padece de “atresia biliar”, que de acuerdo con informaciones médicas, es cuando los conductos biliares se inflaman y se bloquean después del nacimiento, lo que provoca que la bilis, en lugar de pasar a la vesícula biliar, queda atrapada dentro del hígado y rápidamente daña las células hepáticas, ocasionando un deterioro progresivo (fibrosis y después cirrosis) que puede llevar a la falla total. Además, el niño tiene dos hernias umbilicales.

Estaba de puesto en el Felicidad de Los Mina

Jorge Aquino prestaba servicios en la subdirección de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) del Departamento Felicidad en Los Mina.

20180408 https://www.diariolibre.com

+ Leídas