Supremacista blanco asesina brutalmente a dominicano en EE.UU., tras gritarle insultos raciales

  • El hecho se produjo en medio de una disputa de tránsito
$!Supremacista blanco asesina brutalmente a dominicano en EE.UU., tras gritarle insultos raciales
El fenecido Henry Tapia Morel.

El dominicano Henry Tapia Morel, un destacado competidor de videos juegos en los torneos de BostonTekken / New England Tekken y que usaba el sobrenombre deportivo de “Bad Guy” (Muchacho Malo), de 35 años de edad, fue asesinado brutalmente en el pueblo de Belmont, Massachusetts por el supremacista blanco Dean S. Kapsalis en medio de una disputa de tránsito en la que el matador le gritó insultos raciales a Tapia, antes de arrollarlo con su camioneta.

El hecho ocurrió el martes 19 de enero después de las 4:00 de la tarde en la calle Upland Road y desde entonces cientos de activistas se han estado movilizando contra el crimen que los fiscales calificaron como de “matices raciales”, aunque la Policía dijo que se trató de un ataque de ira en la discusión entre ambos hombres.

Tapia era padre de tres hijos y trabajaba en una empresa de construcción y mantenimiento. Residía en el barrio dominicanizado de Jamaica Plain en Boston.

Según allegados al hoy occiso, hasta el momento el Consulado dominicano en esa ciudad no ha dado la cara por él y el cónsul general Ramón Antonio Cruz Ventura no ha hecho ningún pronunciamiento.

La madre de Tapia, Miosotis Morel, y el hermano David Tapia se mantienen reclamando justicia por el asesinato de Henry y están participando en vigilias y movilizaciones en las que también actúa el movimiento “Black Lives Matter” (Los Negros Importan), debido a que Tapia era un dominicano de color (negro) criado en Boston.

En una vigilia celebrada el jueves 21 de enero, estuvieron la fiscal del distrito del condado Middlesex, Marian T. Ryan, quien dijo que la tragedia fue un crimen de odio y que solo la familia de Tapia puede sentir profundamente la pérdida.

“No puedo respirar, no puedo respirar”, repetía Tapia agonizando mientras paramédicos le aplicaban primeros auxilios y trataban de resucitarlo, en una reedición del asesinato de George Floyd a manos de policías en Indiana, detalló la policía de Belmont.

“No puedo respirar, voy a morir“, clamaba Tapia.

La policía dijo que después de gritarle los insultos raciales a Tapia como “Niger”, que en lenguaje afroamericano se traduce “negro”, pero para denostar a esa raza, el supremacista Kapsalis, aceleró su camioneta Dodge Dakota, cuando la víctima se estaba yendo y se mantenía de pie en la puerta del conductor de su vehículo Honda Civic.

Al tiempo que los insultaba racialmente, Kapasalis aceleraba y se estrelló contra Tapia matándolo.

Tapia fue llevado en estado crítico al Hospital General de Massachusetts, donde murió por las contusiones causadas por el atropellamiento, dicen las autoridades.

Mientras que Kapasalis fue arrestado al día siguiente y acusado formalmente en la Corte Superior del Distrito de Cambridge en Boston por el crimen.

El juez del caso al hombre preso sin derecho a fianza y tiene que regresar este lunes 25 de enero al tribunal para una audiencia de peligrosidad en la que se determinará si se le otorga la fianza o permanece en la cárcel sin esa concesión.

“Se nos recuerda que incidentes como este, que supuestamente nacen de un discurso de odio, tienen un impacto duradero en las familias, amigos y vecinos aquí en esta comunidad”, dijo la fiscal Ryan.

Agregó: “No podemos y no toleraremos un crimen con raíces en los prejuicios raciales y que pretende discriminar, porque no solo las víctimas y sus familias sufren, somos todos nosotros''.

El jefe de policía de Belmont, James MacIsaac, que estuvo también en la vigilia, dio las condolencias a la familia de Tapia y dijo que, como la mayoría de los residentes de Belmont, está consternado por el ataque mortal.

“Belmont es una gran comunidad”, añadió MacIsaac.

“Tenemos gente maravillosa que vive aquí, gente que trabaja duro para asegurarse de que Belmont sea una comunidad acogedora, que acepte a personas de diferentes razas y orígenes”, destacó.

A través de su abogado, el supremacista se declaró no culpable por los cargos de violación de los derechos civiles que causó lesiones, asalto y agresión con un arma peligrosa, lesiones corporales graves y abandonó la escena de un accidente después de causar heridas graves a Tapia que lo llevaron a la muerte.

La fiscal Ryan dijo que podrían agregarse más cargos y los existentes podrían actualizarse a medida que continúa la investigación.

La madre de Tapia declaró en una entrevista telefónica con el periódico Boston Globe que Kapsalis le gritó epítetos raciales a su hijo antes de chocarlo, con su camioneta lo que fue un acto de extrema discriminación.

“Cualquiera que haga eso tiene la intención de matar. “Y eso es lo que hizo”, dijo.

Morel expresó que su hijo vivía en Belmont y regresaba de su trabajo en una empresa de construcción de carreteras a la residencia que compartía con su novia.

Supremacista con récord judicial

Desde que obtuvo una licencia de conducir en 1987, Kapsalis ha sido citado por exceso de velocidad 17 veces y estuvo involucrado en siete choques con recargo y se le suspendió la licencia seis veces, por varias infracciones de tránsito en poco tiempo.

Kapsalis fue condenado por agresión por un jurado de seis miembros del Tribunal de Distrito de Woburn en 2014 y recibió una sentencia de un año en la Casa Correccional de Middlesex que fue suspendida por un año, según los registros judiciales.

Campaña de fondos para funerales supera meta

Uno de los mejores amigos y compañero de competencias de Tapia, Danny García, también conocido como “StillElectric”, abrió una campaña en GoFundMe para colectar fondos que serán usados en el funeral y ayuda para la viuda y los hijos de la víctima, con una meta de USD10,000 que hasta la noche de ayer domingo estaba siendo superada con USD133,606 aportados por 1,900 donantes.

Otra abierta por el grupo Jamaica Plain lleva recaudados USD20,390, aportados por 216 donantes.

“Comparto esta historia con gran dolor, mientras lloramos la muerte de Henry, mejor conocido como Henny. Deja atrás a sus tres hijos, su pareja, su madre, su padre, numerosos familiares y amigos, incluida una comunidad de video jugadores que lloran al unísono”, escribió García.

“Para todos los que conocían a Henry, a pesar de su apodo, era nada menos que increíble. Realmente era un buen tipo. Henry era un gigante amable, un amigo leal, con una gran e inolvidable sonrisa y un corazón aún más grande. Fue monumental al sentar las bases de nuestra familia Tekken y es responsable de traernos recuerdos inconmensurables que durarán toda la vida”, añadió el recaudador en el mensaje.

20210125 https://www.diariolibre.com

+ Leídas