Nuevas voces comerciales que brillan en Radio y TV de las Estrellas Orientales

$!Nuevas voces comerciales que brillan en Radio y TV de las Estrellas Orientales
Honey Pérez junto al narrador Osvaldo Rodríguez Suncar durante un partido del torneo 2020-2021.

El legado de legendarios locutores comerciales de ayer y de hoy en las transmisiones del béisbol dominicano seguirá vigente con los nuevos talentos que se abren paso desde las cabinas de los estadios.

Específicamente, en San Pedro de Macorís, las Estrellas Orientales exhibieron este torneo en sus transmisiones de radio y televisión a tres nuevos locutores comerciales que con presencia y voces frescas anuncian a sus patrocinadores en cada partido en el Tetelo Vargas.

A más de 65 años, desde la primera incursión del locutor comercial en un juego de pelota televisado en el país, el equipo oriental escribió un nuevo capítulo al contratar a la locutora Honey Pérez como voz comercial de su transmisión de TV, convirtiéndose así en la primera mujer que realiza tal función en un partido del béisbol dominicano.

El veterano locutor Raffy Ubiera también comparte las funciones junto a la joven beldad.

Con una voz delicada, sofisticada y agradable, Honey impone su sello, dando el toque femenino a las menciones de los anunciantes de la cadena televisiva de los verdes, y sobresaliendo entre las voces del narrador Osvaldo Rodríguez Suncar y del comentarista Ricardo Santana.

Además, la joven comunicadora y modelo realizó la labor de anunciar a los bateadores en su turno en las bocinas internas del estadio.

En radio, Luis Ángel Mota y Luis Enrique Morales convergieron de forma alterna con narrador y comentarista haciendo gala de sus elegantes y potentes voces masculinas, a lo largo de cada episodio y durante las pausas del cambio de la defensa.

Estos tres noveles comunicadores son los locutores comerciales más jóvenes de las transmisiones de la pelota dominicana. Y, con su trabajo de calidad, rinden homenaje a los pioneros Ramón Aníbal Ramos y Danilo Aguiló Hidalgo, quienes fueron los primeros locutores comerciales de las transmisiones de las Estrellas.

Luis Ángel Morta y Luis Enrique Morales en el parque Tetelo Vargas.
Luis Ángel Morta y Luis Enrique Morales en el parque Tetelo Vargas.

A sus 27 años de edad, Morales, además de locutor comercial, es psicólogo escolar.

El año pasado, llegó a las Estrellas para reemplazar por tres días a Luis Ángel Mota, quien había enfermado de gripe. Ya esta temporada, fue contratado oficialmente para compartir en la lectura de comerciales con Mota.

Morales creció en el barrio Juan Pablo Duarte, de San Pedro de Macorís. Viene de una familia muy trabajadora, donde las buenas costumbres, los valores y principios son parte de la base fundamental, según cuenta el joven locutor.

Sus padres son Felipe Morales “César” y María Altagracia Caro, quienes procrearon tres hijos, de los cuales es el más pequeño.

Para Luis Enrique su mayor inspiración ha sido su madre, una mujer luchadora con una hermosa historia de vida. Inició siendo conserje en el Ministerio de Trabajo, estudió Derecho y actualmente es secretaria administrativa en ese ministerio, con una hoja de servicio intachable por más de 28 años.

Se inició en la radio a la edad de 17 años, para cubrir vacaciones o reemplazo ocasional de locutores en la estación Primera FM 88.1, del Grupo de Medios Telemicro, en San Pedro de Macorís.

Actualmente, produce y conduce el programa Romances de Primera, con una trayectoria de ocho años.

Honey Pérez hace las veces de locutora comercial.
Honey Pérez hace las veces de locutora comercial.

Honey Pérez

Se define como una joven atrevida, trabajadora, soñadora, amante a los riesgos y que no descansa hasta lograr sus objetivos.

Nació en Santo Domingo, pero su corazón es de petromacorisana, ya que su origen paterno se remonta la Sultana del Este. De su padre heredó la pasión por el béisbol y su amor por el equipo de las Estrellas Orientales.

Honey es modelo, locutora y comunicadora de televisión. Participó en cinco concursos de belleza nacionales, incluido el más importante: Miss República Dominicana Universo en 2016.

Luego de cerrar la etapa de las pasarelas y los concursos de belleza, se enfoca en los medios de comunicación. Comenzó primero en radio en una emisora cristiana y, luego hizo televisión de temporada y de reportera de las noticias sociales para un noticiario.

Trabajar con las Estrellas siempre fue su sueño, manifestó Honey. Después de varios intentos fallidos, esta temporada Osvaldo Rodríguez Suncar le dio el sí para laborar con el equipo oriental, y hacer historia desde la cabina de transmisión de los partidos por televisión.

Honey además tiene planes de ser comentarista de deportes, crítica de moda y de hacer cine.

Además, la joven comunicadora y modelo realiza la labor de anunciar a los bateadores en su turno en las bocinas internas del estadio.

En radio, Luis Ángel Mota y Luis Enrique Morales convergen de forma alterna con narrador y comentarista haciendo gala de sus elegantes y potentes voces masculinas, a lo largo de cada episodio y durante las pausas del cambio de la defensa.

Actualmente, estos tres noveles comunicadores son los locutores comerciales más jóvenes de las transmisiones de la pelota dominicana. Y, con su trabajo de calidad, rinden homenaje a los pioneros Ramón Aníbal Ramos y Danilo Aguiló Hidalgo, quienes fueron los primeros locutores comerciales de las transmisiones de las Estrellas.

Honey Pérez.
Honey Pérez.

Honey y otras voces comerciales féminas en Lidom

Honey Pérez y la cronista deportivo Karen Ozuna, primera con los Toros del Este, son las únicas féminas que han sido locutoras de la bocina interna en un estadio de la pelota quisqueyana.

Cabe señalar que la también cronista Roxy Bonilla ha desempeñado la función de voz en off en juegos de pelota en el país. Lo hizo en la Serie del Caribe de 2016, que se celebró en el estadio Quisqueya de Santo Domingo.

¿Quiénes son las nuevas voces comerciales de las Estrellas?

Conozcamos primero a Luis Ángel Mota.

Llegó a las Estrellas como locutor comercial en la temporada 2018-2019, el año del esperado campeonato, gracias a la oportunidad que le dio Osvaldo Rodríguez Suncar, narrador y director de Prensa del equipo, y a la recomendación de Luis Morales.

Mota tiene 29 años y nació en San Pedro de Macorís. Es maestro, con una licenciatura en Educación Básica, y ama desempeñar otra de sus pasiones: enseñar a niños y niñas.

De su madre Josefa, aprendió el gusto por el béisbol, y de su padre Luis heredó la pasión por la radio, pues quiso ser locutor pero no pudo.

Desde diciembre de 2011, Mota se encuentra laborando en los medios de comunicación de la Sultana del Este. Inició como animador en un espacio de música romántica en Radio Oriente. Luego, trabajó como controlador de programas y, al mismo tiempo, realizaba la sección del clima y las deportivas.

Su trabajo comenzó a tomar notoriedad, y de allí, Mota fue reclutado por el cronista deportivo Pablo Ochoa para otro programa. En 2015, entró a la televisión para hacer un segmento deportivo y, luego en 2016, Ochoa nuevamente la da la oportunidad a su pupilo en "Deportes en Grande" junto a Daniel Javier. Allí aprendió a producir en televisión y a trabajar con guión, cuenta Mota.

Luis Enrique Morales.
Luis Enrique Morales.

Breve historia del locutor comercial de béisbol en RD

El 23 de octubre de 1955, día de la inauguración del entonces estadio Trujillo -hoy Quisqueya Juan Marichal- se registró la primera participación oficial del locutor comercial en una transmisión por televisión de un partido del béisbol dominicano.

Los locutores Ramón Rivera Batista, Rafael Cuello Batista y el líder José Francisco Peña Gómez leían los anuncios en la única cadena que existía entonces, junto al cubano Rafael Rubí como narrador y Mario Álvarez Dugan “Cuchito” como comentarista.

Entre los pioneros de la locución comercial deportiva, Rivera Batista se destacó como el más grande exponente, por sus dotes de declamador y de buen uso de la palabra.

En la historia reciente, locutores comerciales de renombre, como los fenecidos Juan Nova Ramírez y Freddy Mondesí, a quien se le conoció como “La Voz que Vende”, y don Osvaldo Cepeda y Cepeda, han dejado su huella en la pelota dominicana, al conjugar los tres ejes principales de la locución: dicción, entonación y fluidez.

20210113 https://www.diariolibre.com

+ Leídas