Sunderland y Al-Attiyah ganan una primera etapa marcada por las precauciones

LIMA, Perú. El británico Sam Sunderland (KTM), en motos, y el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), en coches, ganaron hoy la primera etapa del Dakar 2018, marcada por las precauciones que tomaron los competidores, pues no estuvo exenta de riesgos y obligó a muchos a levantar el pie del acelerador y reservarse para los siguientes recorridos.

La etapa inaugural, entre las ciudades peruanas de Lima y Pisco, apenas contó con 31 kilómetros cronometrados sobre dunas, un tramo aparentemente sencillo para agarrar ritmo de competición, pero los corredores partieron pasado el mediodía, con el sol en lo alto, lo que dificultó la visibilidad de las condiciones del terreno.

Los pilotos, acostumbrados a tomar la salida al alba, se encontraron con unas condiciones atípicas de competición, pues tuvieron que pasar por el podio de salida situado en Lima y afrontar un tramo de enlace de 242 kilómetros hasta llegar al punto de partida del pequeño especial del día.

En quads, la primera posición se la llevó el chileno Ignacio Casale, uno de los favoritos a ganar el rally, con un tiempo de 27 minutos y 32 segundos, mientras que el argentino Pablo Copetti terminó en tercer lugar.

“No he tenido buenas sensaciones”, declaró el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), tras finalizar la etapa en la undécima posición, a 2 minutos y 15 segundos de Al-Attiyah.

Peterhansel, el piloto más laureado del Dakar con trece títulos, seis de ellos en motos y siete en coches, se quejó de la poca visibilidad que tenía para identificar el perfil de las dunas, que eran pequeñas, pero que vio tan difíciles como otras más altas a las que está acostumbrado a abordar.

En una situación similar estuvo el español Carlos Sainz (Peugeot), que finalizó en la decimosexta posición, a 2 minutos y 39 segundos del primero.

Sainz comentó que quizás se tomó la etapa con demasiada calma, lo que espera revertir este domingo en la segunda, con salida y llegada en Pisco y una distancia más típica del Dakar, al tener 279 kilómetros, de los que 267 serán cronometrados.

Mejor le fue a su compatriota Joan ‘Nani’ Roma (Mini), en cuarto lugar a solo 53 segundos de Al-Attiyah, quien destacó que la etapa fue intensa, pero que solo se trató de “una broma” de lo que les espera los próximos días, con cinco jornadas consecutivas sobre dunas.

Por delante de Roma se situó el peruano Nicolás Fuchs (Borgward), quien aprovechó que corría en casa para hacer un tiempo destacado y comenzar con buen pie su segundo Dakar, cuya meta es terminar entre los diez primeros.

El piloto catarí de autos Nasser Al-Attiyah (c-d) y su copiloto, el francés Matthieu Baumel (c-i), se preparan para comenzar el Rally Dakar el sábado 6 de enero del 2018, en la ciudad de Lima (Perú).
El piloto catarí de autos Nasser Al-Attiyah (c-d) y su copiloto, el francés Matthieu Baumel (c-i), se preparan para comenzar el Rally Dakar el sábado 6 de enero del 2018, en la ciudad de Lima (Perú). ( )

En motos, Sunderland se mostró fuerte para iniciar la defensa del título de campeón que obtuvo el año pasado, seguido de cerca por el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), que fue tercero a 55 segundos del británico.

Quintanilla explicó a Efe que fue lo más rápido que pudo, pero sin tomar riesgos porque la etapa estaba llena de peligros, ya que “esto recién comienza”.

A un segundo de Quintanilla se quedó el español Joan Barreda (Honda), el argentino Franco Caimi (Yamaha) fue séptimo, el boliviano Daniel Nosiglia (KTM), octavo; el argentino Kevin Benavides (Honda), décimo; y la española Laia Sanz (KTM), duodécima.

Sanz comentó a Efe que le fue bien la etapa porque pudo encontrar rápidamente un punto de control que se le resistía a muchos pilotos, pero destacó que a pesar de tener solo 31 kilómetros, “fueron de sufrimiento”, por lo que ve que la etapa de este domingo “será durísima”.

En quads, la primera posición se la llevó el chileno Ignacio Casale, uno de los favoritos a ganar el rally, con un tiempo de 27 minutos y 32 segundos, mientras que el argentino Pablo Copetti terminó en tercer lugar.

A la etapa inaugural no le faltaron incidentes, pues ya tuvo su primer abandono debido al accidente del alemán Juergen Droessiger (KTM) cuando transitaba por la carretera Panamericana Sur en el tramo de enlace que había entre Lima y Pisco.

Asimismo, una caída del motociclista portugués Joaquim Rodrigues (Hero) le causó la fractura de una vertebra, por lo que hasta ahora permanece hospitalizado.

La segunda etapa, donde los pilotos partirán al amanecer como están acostumbrados, tendrá la particularidad de que los coches saldrán primero que las motos, al contrario de lo que es habitual, por lo que los motociclistas se encontrarán un terreno más complicado y maltratado por el paso previo de los autos.

EFE
20180106 https://www.diariolibre.com

+ Leídas