• 1

ECONOMÍA
| 08 DIC 2016, 10:21 AM

Gobierno habría pagado US$37 millones a afectados por cenizas de carbón en Arroyo Barril

Así se denunció en el panel y vídeo-conferencia sobre la conversión a gas natural de Punta Catalina

20161208 http://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. En la vídeo-conferencia internacional y panel de expertos sobre la conversión a gas natural de Punta Catalina que se celebró ayer se denunció que el Gobierno dominicano pagó, a mediados de este año, 37 millones de dólares a 41 personas que fueron afectadas por las cenizas de carbón o rockash depositadas en Arroyo Barril, en Samaná, entre los años 2003 y 2004.

El presidente del Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA), Euren Cuevas, uno de los integrantes del panel de expertos del evento, explicó que el Gobierno dominicano pagó esa suma de dinero como resultado del acuerdo que llegó la empresa AES con las personas que la demandaron por los daños que sufrieron.

Manifestó que aunque la responsable de los daños es AES, el acuerdo que suscribió esta empresa y el Gobierno dominicano cuando el Estado fue compensado con 6 millones de dólares por la traída de manera ilegal de estos desechos al país en el año 2007, se estableció que en caso de otras demandas el país las asumiría.

Dijo que el año pasado, un juez de Delaware, de Estados Unidos, anunció que la empresa AES y los abogados que representan a los residentes de Arroyo Barril, Samaná, habían arribado a un acuerdo para que el proceso judicial no prosiguiera.

En el panel, desarrollado en la Biblioteca Pedro Mir, Cuevas detalló que en abril se suscribió el acuerdo que se anunciara en Delaware y el pago contemplado en este acuerdo se materializó en agosto pasado en absoluto secreto.

El presidente de INSAPROMA puso de relieve que estos hechos “demuestran el carácter altamente contaminante de las cenizas de las plantas de carbón”.

Por ser contaminantes y tóxicas –continuó explicando - “el Estado dominicano recibió en el 2007 una indemnización de 6 millones de dólares y ahora, en el 2016, por la misma causa, el propio Estado dominicano pagó 37 millones de dólares a las personas que fueron afectadas en su salud por estas cenizas”.

Producirá en un año cuatro veces más que depositadas en Arroyo Barril.

Cuevas planteó que las cenizas de carbón que producirán las plantas de Punta Catalina son idénticas a las depositadas en Arroyo Barril y en Manzanillo en los años 2003 y 2004, con la gran diferencia de que Punta Catalina producirá en un solo año cuatro veces la cantidad de cenizas vertidas en estas dos comunidades.

Entre Arroyo Barril y Manzanillo, se depositaron 54 mil toneladas de cenizas de carbón o rockash mientras que Punta Catalina producirá cada año 174 mil toneladas de cenizas y 14 mil toneladas de escorias, aseguró.

No contempla plan de manejo

El presidente del Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA), Euren Cuevas expuso que el estudio de impacto ambiental de Punta Catalina que reposa en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales no contempla un plan de manejo de estas cenizas que serán colocadas a poca distancia de las comunidades de Catalina, de Nizao y de Paya, impactando de forma directa a más de 25 mil personas.

“La historia de estas demandas por las cenizas de Arroyo Barril y de Manzanillo debería ser suficiente para persuadir a las autoridades para que conviertan las plantas de carbón de Punta Catalina a gas natural que no produce cenizas ni otras contaminaciones exclusivas e inherentes a la combustión de carbón mineral”, puntualizó.

En el panel sobre la posible conversión a gas natural de Punta Catalina en el que expuso desde Oregón, Estados Unidos, vía vídeo-conferencia, el científico estadounidense Mark Chernaik resumió el estudio de factibilidad técnica y económica de la conversión a gas natural de Punta Catalina, realizado bajo su dirección, por la Alianza Mundial de Derecho Ambiental, ELAW.

También intervinieron como comentaristas el ingeniero electromecánico Raúl Cabrera y el experto en salud pública, Carlos Sánchez.

Una comunicación de prensa dice que en su intervención, el ingeniero Raúl Cabrera confirmó que no existe ningún inconveniente para convertir plantas de carbón a gas natural. Basó su afirmación en su experiencia en la adaptación de las plantas de carbón de ITABO para que trabajaran con petróleo.

Aseguró que el mantenimiento de las plantas de gas natural es mucho más económico que las plantas de carbón mineral.

Sánchez confirmó con detalles médicos los impactos a la salud de la contaminación del carbón mineral, especialmente en los sistemas respiratorios inferiores, cardiovasculares y nerviosos.

Asistieron al panel dirigentes políticos, diputados, académicos, empresarios del sector eléctrico, y dirigentes de organizaciones ambientalistas.

La actividad fue organizada por el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese